Español Portugués, Portugal

Las Iglesias de España y Portugal se unirán en oración para consagrar los territorios ibéricos, y sus respectivas islas, «al Sagrado Corazón de Jesús y al Inmaculado Corazón de María». Esta celebración tendrá lugar el miércoles 25 de marzo, a las 18:30 horas (19:30 horas, en España). El Rosario será transmitido en directo desde la Basílica de Fátima, y se rezará por las víctimas del coronavirus; sus familiares; profesionales de la salud, y la población en general, que está sufriendo la pandemia que está azotando al mundo; y, en particular, a Europa.

Juan José Omella Omella (cardenal arzobispo de Barcelona y presidente de la Conferencia Episcopal española), se ha unido a Manuel Clemente (obispo de Leiria-Fátima y vicepresidente de la Conferencia Episcopal Portuguesa), que dirigirá esta ceremonia. Han apelado a todos los obispos; administradores miembros de las conferencias episcopales, y creyentes de ambos países, a esta unión a distancia, para un momento de oración y de fe, a fin de consagrar la península ibérica y sus habitantes a los designios del Inmaculado Corazón de María y de Nuestra Señora de Fátima, la patrona de los portugueses.

Esta consagración, que podrá ser seguida por todos los fieles desde sus casas, será transmitida en directo por varios medios de comunicación españoles y portugueses (como la COPE, TRECE o Rádio Renascença).

Esta iniciativa en la península ibérica viene después de la petición del Papa Francisco para que el mundo se una en oración. El Ángelus será transmitido en directo desde la Plaza de San Pedro, en el Vaticano; que, una vez más, no tendrá fieles.