Español Portugués, Portugal

Con la recuperación de los controles en la frontera entre Portugal y España, hay profesionales portugueses que trabajan en el país vecino, y que evitan viajar diariamente, quedándose en España, para «proteger a la familia, los colegas y los pacientes».

Sin desplazarse a su tierra natal desde hace dos semanas, en Chaves, en el distrito de Vila Real, Hugo Rodrigues, enfermero en un hogar de ancianos en Galicia (España), no piensa regresar hasta que «la situación de la pandemia de la Covid-19 se calme».

«Es por elección. Trabajo con muchas personas y nunca se sabe si alguna vez podré infectarme y llevar el virus a mis familiares. Justo después de tomar esta decisión, mi jefa me pidió, no sólo que no fuera a Portugal para no dañar a mi familia, sino también para ayudar a proteger a los 125 residentes que tenemos en el hogar de mayores, y que están más expuestos», subrayó a la Agencia Lusa.

A pesar de estar lejos de su tierra y confinado en casa, Hugo Rodrigues, de 24 años, asegura que está llevando bien esta situación por seguir trabajando, lo que le permite «aliviar la cabeza».

«Tenemos que aguantar. Aquí (en España), los políticos hablaron de 15 días de cuarentena, y que después irían actualizando el pronóstico. Yo digo que va a ser, por lo menos, un mes. Tenemos que ser conscientes, el virus se propaga por contacto, así que si nos quedamos en casa y no nos movemos, se quedará quieto, y se estancará. Está en nuestras manos la cura de este virus», dice.

Hugo Rodrigues lleva un año y medio trabajando en una residencia de ancianos en la zona de Ourense, a una hora en coche de Chaves.

También Adriana Pereira, que está trabajando en Ourense desde hace un año y medio, opta por quedarse en España un tiempo; después de ir Chaves el último fin de semana, de donde es natural. «Dadas las circunstancias, y que España y Portugal han declarado el estado de emergencia, no volveré en las próximas semanas», asegura la enfermera, de 24 años.

Para Adriana Pereira, la gente «ahora se toma en serio esta pandemia, y tiene miedo». «Esto afecta hasta el ambiente de trabajo. El cuidado se duplica, por nosotros, y por ellos. A pesar de la falta de recursos, siempre damos lo mejor de nosotros», destaca.

El embajador de Portugal en España ha enviado un mensaje, a la comunidad portuguesa residente, donde pide a todos aquellos que no tengan «un motivo inaplazable», que eviten viajar, respetando las recomendaciones de quedarse en casa.