Español Portugués, Portugal

El parque eólico WindFloat Atlantic ya está operativo. Tras la alimentación del cable que recorre los 20 kilómetros de distancia que separan el parque eólico flotante, en el litoral atlántico, con la estación instalada en Viana do Castelo (Portugal), la primera de las tres plataformas del proyecto del consorcio Windplus ha sido conectada con éxito.

La puesta en marcha de este parque eólico flotante Windfloat Atlantic, que acaba de recibir procedente del puerto gallego de El Ferrol la segunda plataforma de las tres que albergará,  posibilita el acceso al recurso eólico en áreas marinas alejadas y supone un avance tecnológico relevante de cara al aprovechamiento de este recurso y la descarbonización de la economía.

El parque tendrá una capacidad final de 25MW y albergará los aerogeneradores más grandes del mundo instalados en una superficie flotante, de 8,4 MW cada uno, lo que contribuye a incrementar la generación de energía y fomenta una reducción considerable de los costes asociados al ciclo de vida. Una vez operativo al 100%, podrá generar la suficiente energía como para abastecer al equivalente a 60.000 usuarios al año.

Las plataformas de Windfloat Atlantic están ancladas al lecho marino por medio de cadenas a más de 100 metros de profundidad y están diseñadas para que puedan ser trasladadas por remolcadores corrientes, a diferencia de las instalaciones fijas que, al tener un mayor calado, requieren de buques más caros para su transporte. Además, al ser armadas en tierra se ahorra en costes logísticos, económicos y medioambientales y pueden ser replicadas en cualquier otra punta del planeta y a mayor escala.

El proyecto pertenece al consorcio Windplus, que es propiedad conjunta de EDP Renováveis (54,4%), Engie (25%), Repsol (19,4%) y Principle Power Inc. (1,2%).

EDP es un grupo de origen portugués que está participado por un 21% de capital chino y mantiene su sede en Lisboa.