Español Portugués, Portugal

En la apertura del debate sobre el Presupuesto General del Estado para 2020, el primer ministro subrayó que la propuesta presupuestaria presentada por el Gobierno es de «continuidad y progreso».

«Con este presupuesto no hay retrocesos. No perdemos el tiempo, ni cambiamos de rumbo. Con este presupuesto seguimos avanzando en la mejora de las rentas y los derechos, en la calidad de los servicios públicos, en el fortalecimiento de la inversión, en la consolidación de las finanzas públicas», sostuvo.

António Costa subrayó en la intervención inicial que este es el primer presupuesto de la democracia con un superávit presupuestario. «Este es el resultado de la trayectoria de consolidación llevada a cabo en la legislatura anterior y también es una condición esencial para que persigamos nuestra estrategia de prosperidad compartida», subrayó.

Sin mencionar a las fuerzas de izquierda -que ya han indicado que se abstendrán en la votación general- el primer ministro explicó: «Algunos se preguntan sobre la necesidad del superávit presupuestario cuando hay tantas necesidades de satisfacerse inmediatamente. El presupuesto no puede ignorar esa necesidad, que es librarnos de manera sostenible de la elevada deuda pública que todavía tenemos».

El jefe de Gobierno expuso cifras: «En el transcurso de la legislatura pasada, la carga de la deuda sobre el PIB (producto interno bruto) disminuyó en más de 12 puntos porcentuales, de 131,2% en 2015 a 118,9% en 2019. Y nuestro objetivo es terminar la presente legislatura cerca del umbral del 100%. Sólo entonces liberaremos los recursos asignados al servicio de la deuda», dijo.

Desde la perspectiva de la coordinadora del Bloco de Esquerda, Catarina Martins, el Gobierno se ha encontrado «inevitablemente en la necesidad de negociar», pero «ahora con menos tiempo y en condiciones más difíciles».

«Estoy seguro de que en las próximas semanas, de debate en este parlamento, podremos contar una vez más con el Bloco de Esquerdas para mejorar lo que ya es la mejor propuesta presupuestaria que he presentado en estos cinco años a la Asamblea de la República», añadió António Costa.

En el debate, el secretario general del Partido Comunista (PCP) consideró que la propuesta del Presupuesto del Estado para 2020 presenta varias deficiencias y criticó el «superávit presupuestario», acusando al Gobierno socialista de ceder a «imposiciones» de la Unión Europea.

Al mencionar las contribuciones de la «geringonça», António Costa abogó por un «nuevo comienzo» en las relaciones entre el Gobierno y los socios de izquierda. «Tenemos que reiniciar un ciclo para dar continuidad», afirmó.

Al igual que el Bloco de Esquerda, el PCP también ha anunciado que se abstendrá el viernes en la votación mayoritaria sobre el Presupuesto del Estado.