Español Portugués, Portugal

México asumió este martes la presidencia de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), sin presencia de jefes de Gobierno y Estado, ante representantes de 29 países y con la ausencia de Brasil y Bolivia.

El ministro de exteriores de México, Marcelo Ebrard, Ebrard aseguró que la Celac no debe verse como «otro espacio» para discutir lo mismo que se discute en todos los demás organismos.

Ebrard comentó que Brasil «había decidido no participar» desde el año anterior. Bolivia -que antecedió a México en la presidencia de Celac- había anunciado que no asistiría al cambio de presidencia por roces con este país.

Al tomar la presidencia, México ha presentado una propuesta que se basa en dos ideas principales, explicó el canciller, primero la importancia de que la comunidad «se fortalezca» y la segunda es que sea el instrumento de cooperación más poderoso de la región.

Con este objetivo, México presentó una agenda de 14 proyectos en los que espera tener resultados durante el año que durará su presidencia. López Obrador, presidente de México, intenta relanzar el organismo en medio de una fuerte división de intereses.

La Celac nació hace diez años y arrastra una crisis en los últimos cinco. La Celac es un organismo exclusivamente americano fundamentalmente de los países de lengua española y portuguesa. En gran medida se convirtió en competidor del espacio también creado en México, en 1991, de la comunidad iberoamericana (que la compone América Latina y los países ibéricos), en la que no han faltado representantes de Brasil en los últimos años. La próxima cumbre iberoamericana será en Andorra el próximo noviembre.