El director de enfermedades infecciosas del Hospital São João de Oporto es el primer vacunado portugués

António Sarmento ha mostrado su confianza en la vacuna

Comparte el artículo:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

António Sarmento, de 65 años y director del Servicio de Enfermedades Infecciosas del Hospital São João de Oporto, ha sido el primer vacunado contra la covid-19 en Portugal. Ha recibido la dosis en presencia de numerosas autoridades, entre ellas la ministra de Sanidad lusa Marta Temido, que acabaron por dar un largo aplauso como señal de arranque del proceso de inmunización contra el coronavirus de la sociedad portuguesa.

«Tengo confianza», ha dicho Sarmento tras ser vacunado, a la vez que ha insistido en que «los estudios mostraron que las reacciones son semejantes a las de otras vacunas víricas». La ministra de Sanidad ha subrayado «el trabajo conjunto» desarrollado por toda la sociedad para luchar contra la pandemia, ha elogiado la labor de los profesionales sanitarios que han cuidado de los enfermos de Covid y ha advertido de los riesgos de un invierno que acaba de comenzar.

Los profesionales sanitarios de los hospitales universitarios de Oporto, Coimbra y Lisboa serán los primeros en vacunarse, tras la llegada de un lote de 9.750 dosis, que se complementarán con otras 70.200 dosis que llegarán este lunes. Según el Plan de Vacunación diseñado por el Gobierno portugués, hasta el mes de abril tienen una previsión de vacunar a 950.000 personas. Serán prioritarias las personas de las residencias de mayores y sus cuidadores, profesionales sanitarios y personas de más de 50 años con diferentes dolencias.

En esta primera fase que ha arrancado este domingo y que concluirá finales de marzo, se estima que lleguen a Portugal 1,2 millones de dosis, y será gratuita y universal.

Portugal se encuentra en estado de emergencia -nivel máximo de alerta del país-, por lo que hasta el 7 de enero hay un toque de queda que comienza a las 13 horas los festivos y a las 23 horas los días de diario. Además, el día 31 de diciembre los portugueses deberán volver a casa como muy tarde a las 23 horas, y los días 1, 2 y 3 de enero el toque de queda empezará a las 13 horas.

El número de fallecidos en el país registrados desde que comenzó la pandemia es de 6.556, mientras que los infectados desde marzo son 392.996 personas.

Noticias Relacionadas

Deja un comentario