Español Portugués, Portugal

Con el aumento de la pandemia por Covid-19 en la península ibérica, se espera que el pico máximo llegue a España en los próximos días. Mientras, empresas y figuras públicas se unen en apoyo al Sistema Nacional de Salud. Algunos de los artículos más demandados; respiradores; máscaras; otros materiales de protección, y unidades de cuidados intensivos, se están donando para la lucha contra el virus.

En Portugal, la sociedad civil se ha unido en una ola de solidaridad, que abarca a diversos sectores. En lo que respecta al fútbol, el Benfica y el Sporting han donado respiradores, además de ofrecer sus instalaciones deportivas para instalar futuros hospitales de campaña. El presidente de los leones, Federico Varandas, que es médico de profesión, y militar de carrera, es uno de los reservistas que ha vuelto al servicio activo tras la convocatoria de las fuerzas armadas. Quien también respondió a este llamamiento fue el nuevo líder del CDS, Francisco Rodrigues dos Santos.

En cuanto a las grandes empresas portuguesas, EDP, líder en el sector energético del país, anunció la adquisición de 50 respiradores. Un material, al que se sumó una donación por parte de una inversora china, que prestó su ayuda en la embajada portuguesa en Pekín, y que se compone de 75 unidades de respiradores. Estos equipos vendrán en el mismo vuelo que la compra que el Gobierno portugués ha hecho por importe de 10 millones de dólares en diverso material médico, y que llegará a finales del mes de marzo.

Cristiano Ronaldo y el súper agente, Jorge Mendes, se comprometieron a equipar alas de cuidados intensivos en tres hospitales, dos en Lisboa, y uno en Oporto. El «crack» portugués y su agente, capacitaron al hospital Santa María, uno de los que está en primera línea contra el virus desde que comenzó todo, con dos unidades completas, lo que aumenta la capacidad de este centro hospitalario en más de veinte camas. Además de las camas, también se entregaron respiradores, batas y material de protección variado. Pretenden eliminar una escasez de material que se comenzaba a sentir en algunos hospitales, donde, según videos que circulan en las redes sociales, médicos y enfermeras llevaban máscaras hechas de papel.

La Fundación Gulbenkian también se dispone a ayudar con un fondo de 5 millones de euros para la sociedad civil, a fin de combatir el coronavirus. Las demás donaciones se pueden hacer directamente en el sitio web de la Dirección General de Salud (https://covid19.min-saude.pt/colaborar-com-o-sns/).

En el caso español, algunas de las mayores empresas del IBEX 35, como es el caso de Telefónica, Inditex, Iberdrola y BBVA, están ultimando un fondo de 150 millones de euros para la compra de respiradores, y demás material sanitario. Tratarán de equipar de la mejor manera a los hospitales españoles, y a los hogares de ancianos, que son lugares de alto riesgo, con una gran tasa de mortalidad. Además del apoyo financiero, estas multinacionales serán responsables de la logística que implica esta operación.

La ola de donaciones realizadas por la sociedad civil y empresarial ibérica, se está reflejando poco a poco en todo el mundo, con personas relacionadas con el deporte, el cine y grandes empresarios o empresas, como Bill Gates (de Microsoft), y de Facebook; dando pasos solidarios en la lucha contra uno de los mayores desafíos de la historia de la humanidad.