Español Portugués, Portugal

El secretario español de Estado para la Unión Europea, Juan González-Barba, y su homóloga portuguesa, Ana Paula Zacarias, han lanzado en Lisboa el novedoso Mecanismo de Seguimiento de la Cumbre Ibérica. Ambos se han reunido para evaluar la puesta en práctica de los acuerdos alcanzados en la última Cumbre Ibérica, realizada el pasado 10 de octubre en la ciudad lusa de Guarda, poniendo así en marcha el llamado «mecanismo de acompañamiento» de estos encuentros. La prioridad actual gira en torno de un Tratado de Amistad y Cooperación renovado y la Estrategia Común de Desarrollo Transfronterizo.

Los secretarios de Estado ibéricos son los responsables de coordinar este pionero instrumento, y a tal fin ha viajado Juan González–Barba a Lisboa, donde ha tenido lugar una reunión interministerial, en formato híbrido, con la participación de 12 ministerios sectoriales por parte española, y 10 por parte portuguesa. En el curso de dicha reunión, se ha examinado el grado de aplicación de los objetivos y acuerdos de la XXXI Cumbre y se han puesto en marcha los correspondientes programas de trabajo para avanzar en dicha aplicación.

Ambos Gobiernos se han manifestado este viernes esperanzados en que los contactos de últimos días logren desbloquear la aprobación de los presupuestos y el Plan de Recuperación de la UE antes del 1 de enero.

Ese día comienza la Presidencia portuguesa de la UE, y la sensación es que para entonces esté cerrada una solución, ha dicho en Lisboa González-Barba. «Hay noticias esperanzadoras de que para cuando comience la Presidencia portuguesa la formalización del acuerdo se haya producido ya, con lo cual durante la Presidencia (lusa) se tendrá que ver cómo se aprueba cada uno de los planes nacionales», ha comentado en rueda de prensa conjunta con Zacarias.

El secretario de Estado español ha explicado que ha trasladado a sus colegas húngaros y polacos que desde Madrid «no concebimos que el veto se puede materializar». «Se tiene que encontrar una solución porque en el fondo todos vamos a salir perjudicados, y el primero de ellos la Unión Europea en su conjunto», ha sostenido.

Tampoco consideran «posible que se vaya a modificar nada del acuerdo que cerró la Presidencia alemana en el Parlamento europeo». «Ese ya no es un texto sometido a negociación», ha zanjado. Tanto González-Barba como Zacarias se han mostrado disponibles para colaborar en encontrar una solución.

«Nadie quiere arrinconar a nadie. La amenaza de veto siempre es un recurso desafortunado en el ámbito de la Unión Europea, porque si algo nos enseña la experiencia es que podemos y debemos encontrar consensos en todos los ámbitos», subrayó el secretario de Estado español.

De salir adelante tanto el presupuesto como el plan de recuperación, Portugal y España buscan cómo encontrar «sinergias» entre planes nacionales que les permitan «usar los planes nacionales para mejorar aún más la cooperación transfronteriza», ha explicado Zacarias.

Cohesión territorial, social, territorios de interior, área digital o sostenibilidad son algunas de las temáticas en las que convergen intereses y en las que se podría trabajan conjuntamente, ha enumerado la portuguesa, aunque es una opción aún bajo estudio.