Español Portugués, Portugal

El Gobierno portugués, siguiendo los pasos de su homólogo español, ha presentado su plan de vacunación contra la covid-19. En esta presentación, que ha tenido lugar tras una reunión con el Infarmed (Autoridad del Medicamento), se han explicado las fases en las que consiste esta operación, que comenzará en enero, pero que todavía no una tiene fecha determinada. Gratuita, universal y no obligatoria, las vacunas serán suministradas por el SNS, y serán distribuidas en territorio luso a través de las Fuerzas Armadas.

En la primera fase de vacunación, en la que se prevén inocular 950.000 dosis, las vacunas se suministrarán a los usuarios de las residencias de ancianos (y a su personal); a los profesionales sanitarios, y a las personas de más de 50 años, y con enfermedades crónicas graves. Para Francisco Ramos, el responsable del equipo responsable de este proceso, las fechas van a depender de la producción de nuevas dosis. Portugal tiene acceso a 22 millones de vacunas (de 6 fabricantes diferentes), con la esperanza de que lleguen en el año 2021.

En la segunda fase de vacunación, que comenzará en cuanto termine la primera, serán vacunadas personas sanas de más de 65 años, y profesionales vitales para el funcionamiento del país.

La tercera fase abarcará al resto de la población, y el objetivo principal es encontrar una inmunidad de grupo, que sólo podrá alcanzarse una vez que el 95% de la población haya sido vacunada.

Infarmed cree que un millón de portugueses podrían haber estado en contacto con el virus. Para António Costa, ya se ve «una luz al final del túnel, pero el túnel es muy largo y tortuoso», por lo que las medidas de contención no pueden disminuir.

Muchas similitudes entre España y Portugal

El plan de vacunación español, que fue presentado una semana antes del portugués, también tendrá los ancianos y a los funcionarios de la Administración como los primeros grupos a ser inmunizados.

Entre enero y marzo, el Gobierno del PSOE-Podemos pretende vacunar a 2,5 millones de personas, y en los primeros seis meses del año quiere que gran parte de la población ya esté vacunada. Para ello, este plan va a estar basado en cinco ejes de actuación, que va a suponer abrir 13.000 puntos de vacunación.