Español Portugués, Portugal

En soledad en las celebraciones, pero unidos por un mismo ideal. En el día de la Libertad, que se ha celebrado tanto en tierras lusas como italianas, la pandemia de la covid-19 ha cambiado las celebraciones. Las grandes ceremonias, como la sesión solemne en el Parlamento (que ha contado con la presencia de solo 88 personas) y la manifestación de la avenida de la Libertad, han sido sustituidas por conmemoraciones digitales y por “serenatas” en las ventanas o en los hospitales. El lugar podría cambiar, el espíritu no.

«Grândola, Vila Morena», una de las contraseñas revolucionarias que dieron origen al movimiento que acabó con la represión en Portugal, ya tiene una nueva versión como coro de voces. Portugueses de toda condición se han unido para cantar por el 25 de Abril y por la libertad, que ahora está restringida por las medidas de confinamiento de los Gobiernos del mundo. Aunque sea separados, los balcones han sido el lugar elegido para celebrarlo en esta ocasión.

Un abrazo fraterno en nombre de la Libertad

Sin embargo, no ha sido solo en Portugal que a las 15:00 se ha oído la canción de Zeca Afonso. Por las redes sociales han proliferado publicaciones en varias lenguas hablando sobre este día. Si el embajador del Reino Unido en Portugal, Chris Sainty, ha tocado “E Depois do Adeus”, en Galicia (Pontevedra) y otros rincones de España, también se han unido en este coro ibérico. El actor de la serie “La Casa de Papel”, Pedro Alonso (Berlin), también se ha sumado.

En el otro lado del Atlántico, más concretamente en Rio de Janeiro, Chico Buarque prometió cantar por la ventana y ha contado que si no fuese por la covid-19 estaría, en este momento, en tierras lusas para recibir el Premio Camões la distinción más importante de la literatura en lengua portuguesa. En el mensaje que ha dejado a los portugueses en Facebook, donde no se ha olvidado de Jair Bolsonaro y de la crisis social y política que promete sacudir el país iberoamericano en plena pandemia, así como ha pedido que no se olviden de los “hermanos brasileños, ahora que más nunca necesitados de olor de romero (en alusión a una canción del autor que menciona el “cheirinho de alecrim”).