Español Portugués, Portugal

Los «Capitães de Abril». Ha sido, por este nombre poético, que se ha hecho conocido el MFA (Movimento das Forças Armadas), que tomó las armas y, y por el que los solados decidieron arriesgar, del 24 al 25 de abril de 1974, sus carreras y sus vidas (ya que nadie estaba seguro de que este golpe funcionaría). Pusieron todo en «juego» para liberar al pueblo portugués del yugo de una dictadura que había durado 48 años, y que había limitado, al máximo, las libertades y las garantías de generaciones enteras; obligándolas a ir a una guerra en territorios lejanos, que muchos sólo conocían por las clases de geografía en las escuelas, donde eran obligados a decorar ríos y cadenas montañosas de África.

Fue contra la guerra, el colonialismo y la opresión que los militares tomaron las armas y depusieron al «Estado Novo», para dar origen a un Estado democrático. Este golpe armado, iniciado por los militares, y abrazado plenamente por la sociedad civil, ha demostrado que las fuerzas armadas no son sólo un elemento opresor, sino liberador de los pueblos. Así, gracias a la revolución en Portugal se posibilitó la creación de numerosos nuevos Estados en África, que quedaron «vinculados» a la antigua metrópolis por el uso del portugués como lengua oficial.

Asociación 25A y sus protagonistas

Los Capitanes de Abril y los antiguos combatientes en ultramar se han unido en la Asociación 25A, que pretende dar a conocer la historia de sus integrantes al país, y al mundo. Uno de los nombres más conocidos de este grupo de militares es el de Otelo Saraiva de Carvalho, el principal estratega del 25 de Abril. Después de la Revolución, fue nombrado comandante de la Región Militar de Lisboa; Comandante del COPCON (Comando Operacional do Continente), y ha formado parte del grupo terrorista FP (Fuerzas Populares) 25 de Abril.

El grupo asociativo está liderado por el coronel Vasco Lourenço, que recientemente ha alentado a los militares brasileños a hacer lo mismo que sus homólogos portugueses hicieron hace más de cuatro décadas. Han barajado, pues, la posibilidad de deponer a un presidente, Jair Bolsonaro, que está mirando la situación de pandemia mundial con cierto desprecio.

Una nueva forma de celebrar Abril

Siempre presente en las celebraciones del 25 de Abril, esta asociación participará en las conmemoraciones (algo peculiares) que van a tener lugar este año. La ceremonia oficial, que se celebrará en la Asamblea de la República, y que contará con poco más de 80 personas (entre diputados; invitados; periodistas y funcionarios parlamentarios), será el punto culmen de un día que, normalmente, solía celebrarse con un desfile en la Avenida de la Libertad. El coronel, que cumplió el servicio militar en Guinea-Bissau, sostiene que «el 25 de abril merece ser conmemorado».

Esta marcha popular, habitual en el 25A, va a ser sustituida por una serenata en las ventanas. Los Capitanes de Abril y el PCP invitan a todos los portugueses a salir a los balcones a cantar «Grândola, Vila Morena», de Zeca Afonso.