Español Portugués, Portugal

La Diputación de Ourense y la Asociación impulsora de la “Casa da Lusofonía” han firmado un convenio de colaboración con el objetivo de instalar en Ourense la sede de la entidad cultural. Los referentes de esta iniciativa son otras instituciones como la Casa Árabe, con sede en Madrid y Córdoba, la Casa Asia ubicada en Barcelona, la Casa de América en Madrid, o la Casa de África en Las Palmas. La idea es unir esta casa lusófona a la red que posee el Ministerio de Asuntos Exteriores y la Unión Europea.

Para Jose Manuel Baltar, presidente de la Diputación de Ourense, “trátase de poñer en valor a Lei 1/2014, do 24 de marzo, para o aproveitamento da lingua portuguesa e vínculos coa lusofonía”. La citada ley compromete a la Xunta de Galicia a promover las relaciones a todos los niveles con los países de lengua oficial portuguesa, constituyéndose en un objetivo estratégico del Gobierno gallego.

Los realizadores de la propuesta piden a las autoridades que cuenten con las entidades sociales que vienen trabajando en el ámbito de la lusofonía, como la Associaçom Galega da Língua o la Academia Galega da Língua Portuguesa. A estas organizaciones podrían sumarse otras del ámbito iberista como la Plataforma Civil Ibérica o el Foro Cívico Ibérico. Las actividades de este tipo de entidades incluyen la facilitación comercial y económica, el debate social  y político, y la promoción artística y cultural.

El proyecto frustrado en Madrid

La Casa de la Lusofonía tuvo un antecedente, que no llegó a materializarse, con el proyecto de Casa de Portugal en Madrid, que tenía un edificio de gran porte y significación, ya asignado, cedido por el Ayuntamiento de Madrid. Portugal tenía previsto instalar, en el emblemático inmueble, un centro de carácter no únicamente cultural, sino también diplomático y económico, además de albergar el Instituto Camões. El proyecto quedó aparcado en 2012 como consecuencia de la crisis económica, y por el momento no se tiene noticia de que pueda ser retomado.

Esta idea de la Casa de la Lusofonía también había sido reclamada por la entidad Instituto Galego de Análise e Documentación Internacional (IGADI). En 2018, el entonces senador Luís García Mañá, por la provincia de Ourense, presentó un escrito al Ministerio de Asuntos Exteriores, solicitando el estudio y puesta en marcha de la Casa de la Lusofonía, recibiendo un escueto comunicado ministerial que denegaba la posibilidad. La firma de este convenio y el impulso de la Diputación de Ourense pueden suponer la realización definitiva de este proyecto tan largamente esperado.