Español Portugués, Portugal

Con el PS ganando las elecciones en las Azores, pero sin la mayoría absoluta que tenía hace 24 años, Pedro Catarino, el representante de la Presidencia de la República en el archipiélago, ha designado como nuevo jefe del Gobierno regional al líder del PSD, José Manuel Bolieiro.

Esta elección, que está siendo muy criticada por los socialistas, se realiza gracias a un entendimiento entre el PSD, el CDS y el PPM, y con el apoyo en la Asamblea regional de la Iniciativa Liberal y de CHEGA. Con esta asociación de fuerzas, suman 29 de los 57 escaños, lo que supone mayoría absoluta. La «Geringonça» de derecha, que sigue los mismos pasos del acuerdo gubernamental de izquierda, el cual llevó a Antonio Costa al cargo de primer ministro, vuelve con la coalición de los socialdemócratas y del partido del centro.

Por primera vez, el partido CHEGA formará parte de la mayoría parlamentaria gubernamental, lo que está levantando muchas polémica, ya que algunas de las medidas propuestas consisten en una auditoría de la gobernanza socialista; la reducción del número de diputados (algo que también se ha propuesto a nivel nacional), y la reducción del elevado número de beneficiarios de la Renta Social de Inserción (RSI). En esta región, que es la más pobre del país, el 10% de la población tiene sólo el RSI como única fuente de ingresos.

El PSD quiere descentralizar y hacer menos dependiente a la región de las Azores; introduciendo mayores avances en el campo digital, y haciendo un buen uso de los fondos europeos. Medidas que se presentaron en las Azores en una carta abierta durante las elecciones de octubre. Todavía no se sabe cómo el nuevo Gobierno de las islas va a adaptarse a las exigencias de CHEGA y de Iniciativa Liberal.

El Ejecutivo, después de tomar posesión, tiene la obligación de presentar un programa de Gobierno ante los diputados en un plazo de 10 días.