Español Portugués, Portugal

La IURD, también conocida como la «Iglesia Universal del Reino de Dios», fue fundada en 1977 por Edir Macedo, antiguo vendedor de juegos de azar; y, en estos momentos, uno de los hombres más ricos y poderosos de Brasil.

En la actualidad, cuando hablamos de la IURD nos referimos a mucho más que a una simple religión. En todo el mundo, según datos oficiales de la organización, hay diez millones de fieles en los 135 países de los cinco continentes.

Macedo y sus obispos están presentes en casi todos los aspectos de la vida de sus fieles. Y Brasil, donde comenzó este culto, es el mejor ejemplo. Además de los 757 lugares de oración (esto sólo en el estado de Río de Janeiro), la IURD domina la industria musical; los medios de comunicación (RecordTV y sus novelas inspiradas en la Biblia son el baluarte de este grupo), y la política.

A nivel político, la IURD está presente en Brasil, con diputados en el Senado (dentro de la bancada evangélica); en gobernaciones y alcaldías, y con influencia en el máximo cargo del país, ya que el presidente es un ferviente fiel que ha llegado a usar su poder para intentar proteger a los obispos de la IURD que están en Angola. João Lourenço, sucesor de José Eduardo dos Santos, ha señalado que el tratamiento hacia la IURD será el adecuado, según se vayan dilucidando aspectos del proceso de investigación que está en curso en el país.

Iglesia envuelta en polémica

La justicia angoleña ha ordenado cerrar todos los templos que la Iglesia Universal del Reino de Dios tenía en el país. Este proceso, que está siendo dirigido por el Fiscalía, se hará de forma gradual, y es sólo otra polémica que hay que añadir a la historia de la iglesia en Angola.

Junto a lo anterior, un grupo de miembros de la IURD ha decidido separarse del grupo brasileño, dada su oposición a ideas como la vasectomía; la castración química; las prácticas de racismo; la discriminación social; el abuso de autoridad, y la evasión de divisas al exterior del país. La respuesta al cierre de estas iglesias está llevando a varias preguntas; siendo la principal, ¿cuál es el límite?; ¿existe límite para la libertad religiosa? El derecho de religión, conciencia y pensamiento está consagrado, desde 1948, en la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

En Brasil, la IURD y el obispo de Río de Janeiro, Marcelo Crivella (sobrino de Edir Macedo), están siendo acusados de haber «lavado» cerca de seis mil millones de reales, lo que equivale a 93.369,24€. Todo esto en sólo un año. Además, en el país, el presidente Bolsonaro ha dado su aprobación para que las iglesias no paguen impuestos.

Ya en Portugal, donde la IURD también está presente, el mayor escándalo se ha centrado en un reportaje transmitido por la TVI, en donde se investigaban adopciones «ilegales» de niños portugueses por obispos vinculados a la iglesia. Al parecer, dos de estos menores fueron adoptados por una de las hijas de Edir Macedo.