Español Portugués, Portugal

Las magníficas escaleras de la Librería Lello, en la ciudad de Oporto, son icónicas, y valen la pena su visita, aunque les puedan cobrar una entrada. Las colas en la puerta (antes de la pandemia) forman parte del escenario de la ciudad. Quien va hasta la capital norteña y no entra en la librería portuguesa más importante, no conoce bien la mística ciudad portuense. Para que esto no suceda, conozca un poco más la Librería Lello & Irmão, el local que inspiró a JK Rowling, quien llegó a vivir en la ciudad, para escribir Harry Potter. Una librería que también ha llamado la atención del premiado escritor español Enrique Vila-Matas, que la ha catalogado como la «la librería más hermosa del mundo». El 40% de sus visitantes son de origen español.

En la calle de las Carmelitas, en pleno centro histórico de la ciudad, nos encontramos con esta librería, inaugurada en 1906, y que es considerada, por el guía de viaje «Lonely Planet», como una de las más bellas del mundo. En la inauguración de este espacio han estado presentes figuras como Guerra Junqueiro y Afonso Costa, dos nombres ineludibles de la historia de Portugal del siglo XX.

Desde Camilo Castelo Branco a la restauración

Siempre asociada a los grandes momentos de la literatura portuguesa, y habiendo sido los primeros en editar parte de las obras de Camilo Castelo Branco, la Librería Lello ha restaurado y actualizado archivos que son patrimonio nacional.

La digitalización del acervo ha sido acompañada por la creación de una galería de arte y de tertulias y conciertos; convirtiéndose en un importantísimo espacio cultural de la ciudad. Aquí, la cultura y la bohemia se dan la mano.

Debido a la gran afluencia de turistas, ha comenzado a cobrarse entrada desde el año 2015. No obstante, se aplica un descuento en la compra de cualquiera de las obras de esta librería. Una librería que une el arte con la ciencia.

Bustos de iberistas

En estas visitas, además de poder adquirir obras de algunos de los más importantes autores portugueses e internacionales, podrán subir por sus famosas escaleras en espiral, que recuerdan a «flores exóticas» (y que inspiraron a JK Rowling); ver los 55 paneles de vidrio de origen neogótico del arquitecto holandés, Gerardus Samuel van Krieken; los techos trabajados; el vitral colorido, y los bustos de los iberistas Antero de Quental, Eça de Queirós o de Teófilo Braga (escritor y ex presidente de la República).

Estos son algunos de los detalles a tener en cuenta durante la visita a la Librería Lello, para ver sus preciosidades literarias.