Español Portugués, Portugal

El Movimiento Ibérico Antinuclear (MIA), que reúne a más de 50 organizaciones portuguesas y españolas, entre ellas Quercus, ha afirmado que la continuación del funcionamiento de la central nuclear de Almaraz, después de 2020, «es de una gravedad extrema».

En declaraciones a Lusa, Nuno Sequeira, responsable de Quercus. y uno de los coordinadores de MIA en Portugal, ha afirmado que «pedirán urgentemente al Gobierno portugués que intervenga y tome posición contra esta posible prórroga, ya que será el Gobierno español, tras este dictamen favorable del CSN (Consejo de Seguridad Nuclear), el que tome la decisión final sobre la cuestión».

El Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) español ha autorizado la prolongación del funcionamiento de la central nuclear de Almaraz en España hasta octubre de 2028, imponiendo 13 condiciones y límites que deben cumplirse. La vigencia de la explotación de la central nuclear de Almaraz termina en junio de este año.

«Concretamente, permite el funcionamiento de la unidad I hasta el 1 de noviembre de 2027, y de la unidad II hasta el 31 de octubre de 2028; que iniciaron su funcionamiento en 1981 y 1983, respectivamente», explica en un comunicado el CSN.

Nuno Sequeira ha subrayado que la información relativa al dictamen de la CSN sobre la continuación del funcionamiento de la central nuclear de Almaraz después de 2020, «es ilógica, equivocada y de una gravedad extrema; pues, por desgracia, hace posible que esta central totalmente envejecida y obsoleta siga funcionando, y poniendo en peligro toda la península ibérica hasta 2028».

La central se encuentra a 110 kilómetros en línea recta de la frontera portuguesa, lo que genera rechazo entre la población portuguesa.

Unidas Podemos se suma a las críticas

El partido Unidas Podemos ha manifestado en un comunicado su “absoluto rechazo” a la prórroga de la Central Nuclear de Almaraz (Cáceres) por considerar que es una central “caduca y obsoleta”. La formación morada ha pedido al Ministerio de Transición Ecológica “que no se deje llevar por las presiones de las eléctricas”.

El diputado y presidente de la Comisión de Transición Ecológica y Reto Demográfico, Juantxo López de Uralde, ha asegurado que la central nuclear de Almaraz “ya ha cumplido la vida útil para la que fue diseñada. Está demostrado que la energía nuclear es una energía del pasado, no es una energía del futuro ni limpia porque genera importantes residuos radiactivos”.