Operación Marqués: José Sócrates no será juzgado por corrupción

El exprimer ministro y altas figuras de los negocios se sentarán en el banquillo de los acusados por otros delitos

Comparte el artículo:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Seis años después del inicio de la megaoperación Marqués, que llevó al exprimer ministro de Portugal, José Sócrates, a la cárcel, el juez Ivo Rosa ha anunciado a los 28 imputados (19 personas y 8 empresas) si van o no a sentarse en el banquillo de los acusados por delitos de corrupción, falsificación de documentos y blanqueo de capitales. Entre los implicados en la Operación Marqués, el mayor escándalo judicial de la historia de la democracia portuguesa (tras el caso de Casa Pia), están nombres como Zeinal Bava o Ricardo Salgado, acusado de haber corrompido activamente a Sócrates cuando era jefe del Gobierno portugués.

A pesar de la desestimación de las acusaciones de corrupción que vinculaban a Sócrates con el antiguo DDT (“Dono Disto Tudo” / “Dueño de todo esto”), Ricardo Salgado, el abogado del exbanquero, Francisco Proença de Carvalho, afirma que proceso no ha terminado y la Fiscalía ha anunciado que va a recurrir esta decisión.

En la sala de audiencias, que tuvo sólo la mitad de ocupación debido a las restricciones sanitarias, José Sócrates ha sido exonerado de 26 de los 31 delitos por los cuales estaba acusado. Casos como el de Vale do Lobo, el TGV (AVE portugués) y los desplazamientos a Venezuela, han sido presentados por el juez como falsos, descartando que Sócrates hiciera cualquier tipo de presión para favorecer empresas o personas cercanas a él.

Según el juez, varias pruebas son nulas y los alegados delitos cometidos (algunos de ellos de corrupción pasiva) han prescrito. Sobre esta decisión, el exprimer ministro socialista ha vuelto a afirmar que “todas las grandes mentiras de la acusación han caído” y que este proceso ha sido una conspiración tanto contra su persona como contra el Partido Socialista.

José Sócrates irá a juicio “solamente” por delitos de falsificación de documentos y blanqueo de capitales. El mismo destino tendrá su amigo Carlos Santos Silva, que el fiscal lo acusaba de ser testaferro de una fortuna que en realidad pertenecía al exprimer ministro que dirigió Portugal entre 2005 y 2011, año en el que el FMI entró en el país.

El juez Ivo Rosa durante la lectura de la sentencia ha anunciado también que había requerido a la Fiscalía una investigación sobre la veracidad del sorteo electrónico que entregó el proceso de instrucción al juez Carlos Alexandre, el principal responsable por esta investigación. El sorteo digital, en vez de manual, ya había sido contestado por los imputados José Sócrates y Armando Vara (ya encarcelado por otro caso). De los 189 delitos descritos minuciosamente en las 6.000 páginas del proceso de la Operación Marqués, solamente 17 van a ser juzgados en el tribunal.

Noticias Relacionadas

Deja un comentario