Tecnología que une a las personas

Una empresa de Braga ha creado una interfaz dedicada a los ancianos

Comparte el artículo:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

La pandemia ha provocado que la gente se quede en casa; ha disminuido el número de contactos sociales, y ha aumentado el aislamiento social que las personas de edad avanzada han experimentado. Sin poder ir a los centros de día; jugar a las cartas en los jardines públicos, o simplemente ir al café a leer el periódico y a hablar con los amigos, muchos ancianos han visto alterada su rutina; quedándose sin nada que hacer. Una situación que ha hecho aumentar el número de enfermedades mentales entre los más mayores (y jóvenes).

Con las familias y los amigos lejos, el contacto social se ha trasladado a medios tecnológicos, ya sea a través de teléfonos móviles, tabletas electrónicas u ordenadores; siendo herramientas que han ido adquiriendo un gran protagonismo en nuestras vidas.

Estas nuevas tecnologías son muy usadas por los jóvenes, pero cobran cada vez mayor importancia para las personas mayores. Por ello, para ayudarlos con una mejor manipulación de las tabletas electrónicas, una startup de Braga ha creado una interfaz que destaca por la simplicidad del programa. Con pocos iconos y de gran tamaño, resulta más fácil para aquellos que, incluso con poca experiencia, tratan de manipular estos dispositivos.

Realizado por expertos en el campo, el principal objetivo es que el anciano y el cuidador estén en contacto permanente, por lo que se pueden hacer videoconferencias (y llamadas), pero también se puede escuchar música; tomar fotografías, y todas las demás funciones habituales.

El trabajo del SENINC y de su sistema operativo adaptado a ancianos, consiste en intentar apaciguar el aislamiento social aguzado por la covid-19. Una realidad que siempre ha existido, pero que no era tan acentuada y urgente como lo es hoy.

Con amplia experiencia en el mercado portugués, el próximo paso de «siosLIFE» pasa por su expansión a España, que servirá como ensayo para el salto al resto de Europa.

Noticias Relacionadas

Deja un comentario