Español Portugués, Portugal

El grupo de construcción Sacyr ha vendido las filiales que tenía en Angola, Mozambique y Cabo Verde a Griner (una de las cuatro mayores constructoras que operan en el mercado angoleño, la cual quedará por detrás de Omatapalo, y de las portuguesas Mota-Engil y Parejas), por 33 millones de euros. Según la compañía española, esta operación está justificada por su apuesta hacia mercados de mayor referencia, como es el caso de Colombia o Chile.

Esta venta no se traduce en la salida abrupta del grupo español del mercado africano de lengua portuguesa, ya que Sacyr, según un comunicado emitido por la compañía después del anuncio de este acuerdo, «dará apoyo técnico a los proyectos de mayor complejidad en curso, como el Puerto de Nacala y la obra de construcción civil de la zona 1 del proyecto de LNG, en Mozambique; o las DMU y el puerto de Namibe, en Angola».

Hasta 2021, en la agenda de grandes obras públicas de Angola, destaca el metro de superficie de Luanda, que tendrá un coste de tres mil millones de dólares, y que será construido a través de una PPP por la empresa alemana Siemens Mobility.

La entrada de Sacyr en los PALOP se produjo a través de su filial portuguesa, Sacyr Somague. En Angola, Mozambique y Cabo Verde han construido puertos; autopistas; hospitales; edificios habitacionales, e instalaciones deportivas.

La compañía de construcción civil Sacyr es la séptima mayor empresa del mercado español, y el acuerdo establecido con la portuguesa Somague, propiedad de la familia Vaz Guedes, hace que alcancen una mayor posición en la península ibérica y en América Latina, donde ya tienen una importante presencia.