Español Portugués, Portugal

Yolanda Díaz y Ana Mendes, ministras de Trabajo de España y Portugal, han anunciado en Lisboa que trabajarán en los próximos tres meses, para realizar un censo de trabajadores transfronterizos, con la finalidad de crear un estatuto en la próxima Cumbre Ibérica. También se formulará un programa de captación de trabajadores jóvenes, de talento, para la Raya.

«Hemos abordado la realización de un censo de personas trabajadoras transfronterizas, un trabajo que debe estar en la base de una regulación jurídica posterior, que elimine las discriminaciones por nacionalidad y que mejore los mecanismos de inspección de la Autoridad Laboral europea entre ambos países», ha señalado la ministra Díaz tras la reunión.

Se trata de un compromiso, en el marco de la Estrategia Común de Desarrollo Transfronterizo, que ambos Gobiernos adquirieron en la última Cumbre Ibérica de Guarda, celebrada el pasado mes de octubre, ha recordado Díaz. El objetivo es el de contribuir a la dinamización de los territorios fronterizos, una de las zonas más despobladas y deprimidas de la Unión Europea.

La ministra Mendes Godinho ha destacado la «importancia de los lazos históricos que unen a España con Portugal», que asumirá este semestre la presidencia del Consejo de la Unión Europea, así como la colaboración desplegada en la dinamización del Diálogo Social y la colaboración en la captación de talento en las regiones transfronterizas, en el marco de una regulación del Estatuto de las personas trabajadoras a ambos lados de la frontera luso-española.

Tras la reunión bilateral, celebrada en la sede del Ministerio de Trabajo portugués, y en la que también han participado el secretario de Estado de Empleo y Economía Social, Joaquín Pérez Rey, y el secretario de Estado de Segurança Social, Gabriel Bastos, ambas titulares han firmado una Declaración de Intenciones que tiene, entre sus objetivos principales, el Diálogo social, las relaciones transfronterizas, y el refuerzo de la dimensión social de la UE en aspectos como la implementación del Pilar Europeo de Derechos Sociales y del Plan de Acción. También es un eje de la declaración la Economía Social, ámbito en el que España acaba de entregar a Portugal la presidencia del Comité de Seguimiento de la Declaración de Luxemburgo.

La Declaración de Intenciones, que consolidará e impulsará la cooperación bilateral, se pondrá en marcha a través de un Plan de Actividades 2021-2022, con acciones específicas en materia de empleo, seguridad laboral, formación, acción social y cooperación transfronteriza, entre sus principales elementos. Díaz ha señalado la coincidencia en dos elementos de centralidad: la Presidencia europea de Portugal y el comité de seguimiento de la Declaración de Luxemburgo.

Aquí puede leer la Declaración de Intenciones.