Español Portugués, Portugal

El embajador de Portugal en España, João Mira Gomes, ha enviado un mensaje de Navidad para la comunidad portuguesa y la opinión pública española en general. En primer lugar, ha querido recordar al empresario “João Flores, víctima de la pandemia, una figura destacada en la comunidad que, a lo largo de los años, siempre fue un apoyo inestimable para la Embajada de Portugal y un batallador en la aproximación entre Portugal y España”.

Mira Gomes ha agradecido la “colaboración permanente que recibimos de las autoridades españolas. Esa colaboración quedó patente por la forma que ambos países articularon la respuesta a la pandemia. Tuvieron que ser tomadas decisiones muy difíciles como la introducción de restricciones al tránsito fronterizo. Pero la ceremonia conjunta, en Badajoz y Elvas, el 1 de julio, que señaló el regreso a la libre circulación de personas, también mostró a Europa y al mundo, la proximidad, en los buenos y malos momentos, entre dos países vecinos, hermanos y amigos”.

A pesar de las circunstancias, el año 2020, según el embajador, ha sido “un año importante para las relaciones luso-españolas. Desde el mes de febrero, cuando asumí funciones en Madrid, pude testimoniar y contribuir para eventos muy relevantes como fueron, por ejemplo, los desplazamientos de Su Excelencia el Señor Presidente de la República a este país para encuentros con Su Majestad el Rey. También en el plano de las relaciones entre Parlamentos se registraron acontecimientos dignos de nota como la reunión en Lisboa del Foro Parlamentario luso-español. La estrecha colaboración entre los Ejecutivos registró su momento más significativo, el pasado 10 de octubre, cuando la ciudad de Guarda acogió la XXXI Cumbre Luso-Española. Esta reunión marcó una nueva etapa en las relaciones bilaterales mediante la aprobación de la primera Estrategia Común de Desarrollo Transfronterizo a la que se juntó el compromiso asumido por los jefes de Gobierno para trabajar en conjunto en la coordinación de los Planes de Recuperación y Resiliencia. En la Cumbre de Guarda también fue decidido dar un nuevo impulso de los trabajos preparatorios que conducirán a la firma de un renovado Tratado de Amistad y Cooperación que irá a actualizar y complementar el documento de 1977. Ambos Gobiernos no pretenden perder el tiempo y ya en el inicio de diciembre se reunieron, en Lisboa, los respectivos Secretarios de Estado de los Asuntos Europeos, a quienes fue encomendada la tarea de coordinar el mecanismo de seguimiento de la ejecución de los compromisos firmados en la XXXI Cumbre. En este ámbito merece la pena, aún, hacer una referencia a la enorme relevancia de la contribución de las Regiones y de las Comunidades Autónomas para la relación bilateral”.  

Por último, el embajador afirma que “los próximos doce meses serán un periodo de gran exigencia. Desde luego por la magnitud de los desafíos de la gobernanza. Pero también por el hecho de que Portugal asume el 1 de enero la Presidencia del Consejo de la Unión Europea. El lema elegido para nuestra Presidencia, la cuarta desde nos adherimos en 1986, es ‘Tiempo de actuar: Por una recuperación justa, verde y digital’. A los elementos de este lema me gustaría agregar una palabra más: esperanza. El año de 2020 comienza con las elecciones para presidente de la República. Dejo aquí un apelo para que todos ejerzan su derecho al voto y, de esta forma, participen en la vida cívica de Portugal”.