Entrevista a Flávio Bettarello, consejero jefe de la Oficina Comercial y de Prensa de la Embajada de Brasil en España

La entrevista ha sido realizada en formato bilingüe por Pablo Castro Abad y Lorena Luciana Santos

Comparte el artículo:

Diplomático de carrera, con una importante trayectoria profesional, Flávio Bettarello ha estado destinado en las Embajadas brasileñas de Washington D.C. y de Bangkok, en Tailandia. Además de desempeñar su labor diplomática en el Ministerio de Relaciones Exteriores, ha trabajado en los Ministerios de Economía y Agricultura brasileños. Ha ejercido también en otros destinos, como observador permanente de Brasil ante la Comisión Económica de la ONU para Asia y el Pacífico, así como en la Agencia Brasileña de Promoción de Exportaciones e Inversiones (Apex-Brasil).

Fue profesor de Economía Aplicada en el Instituto Rio Branco (IRBr) de la Academia Diplomática de Brasil, profesor invitado del Institute of International Economic Law; y catedrático e instructor invitado de la Academia de la OMC en el Centro de Leyes de la Universidad de Georgetown. Flávio Bettarello tiene un PhD en Ciencias Conductuales, es máster en Diplomacia y cuenta con varios certificados de universidades estadounidenses. Ha recibido la condecoración del Primer Ministro a la Tradición y Promoción Cultural Tailandesa, la Medalla de Vermeil (Rio Branco), y el Goldman Sachs Global Leaders Award, entre otros reconocimientos. EL TRAPEZIO ha tenido la oportunidad de entrevistar a Flávio; una charla muy cordial, generadora de buena sintonía que esperamos sea el comienzo de una fluida relación.

 

Brasil é uma grande potência a todos os níveis também no plano cultural, que atividades culturais desenvolve a embaixada do Brasil na Espanha?

A relação com a Espanha é muito intensa, sobretudo na questão da imagem que o Brasil projeta na Europa, porque aqui é uma porta de entrada do Brasil para o resto da Europa, uma vitrine.

A parte cultural vem muito associada também à parte empresarial, são dois caminhos que na nossa relação com a Espanha, estão de mãos dadas. Muitas das ações que fazemos promovem a parte cultural, mas também possuem um fundo de negócios e empresarial, como acontece com a gastronomia, a moda, o design, a arquitetura, o turismo… É muito difícil falar só sobre ações culturais estritas ou só ações empresariais estritas. São duas áreas que se comunicam e se tocam de uma forma muito próxima.

Temos, claro, uma promoção cultural bastante consolidada desde muitos anos, com eventos que se renovam, relacionados ao cinema, como o Novocine, ou eventos realizados junto à Casa de América, um grande parceiro nosso.

Este ano é muito especial para nós, em razão de ser o ano do bicentenário da independência do Brasil. Temos programadas diferentes ações como a mostra realizada em Avilés junto à Fundação Conselho Espanha-Brasil e ao Museo Centro Cultural Internacional Oscar Niemeyer (projetado pelo grande arquiteto brasileiro Oscar Niemeyer, que também projetou Brasilia). A exposição tem como objetivo mostrar a participação de artistas espanhóis na bienal de Arte de São Paulo, a bienal mais importante da América Latina.

Além disso, temos outros marcos, muito importantes para a nossa cultura, como o centenário da semana da arte moderna de 1922, onde se lançou toda a identidade cultural brasileira. Aí nasceu um movimento denominado movimento Antropofágico, baseado na ideia de consumir o que vinha de fora, mas reinterpretado desde uma perspectiva 100% brasileira. Se libertar um pouco da influência estrangeira e criar uma identidade cultural nacional.

Estamos fazendo também muitas ações nesse marco, como a exposição “Paisaje brasileño contemporâneo”, que será inaugurada no dia 7 de outubro na Casa de América.

Promover o Brasil culturalmente é promover também muitas das nossas facetas. Mencionei agora algumas questões relacionadas à arte e ao negócio, mas também a música é muito presente. Organizamos uma série de shows, mostrando a música brasileira com suas mais diferentes perspectivas.

Realmente é uma agenda muito intensa, e a Espanha é um país que tem uma receptividade muito especial, é um país que se vê no Brasil também. A pesar de nos termos tido uma primeira colonização portuguesa muito forte, a cultura brasileira também é uma cultura ibérica. Muito dos nossos gostos, nossas tradições, dos nossos interesses, da nossa personalidade ressoam muito bem com o público espanhol. É um privilégio.

 

En ese sentido, ¿qué plusvalía cree que aporta la pertenencia conjunta a la comunidad iberoamericana, a las relaciones entre España y Brasil, en el ámbito económico?

En la actualidad, desde el punto de vista diplomático, es muy difícil encontrar un destino donde tu país de origen sea importante y donde el país de destino sea importante también para el país de origen.

Por ejemplo, Estados Unidos es muy importante para Brasil y Brasil lo es para Estados Unidos, pero, comparativamente, por temas como seguridad o geopolítica mundial, nuestro trabajo en Washington no es quizás la prioridad absoluta para la política externa estadounidense.

Pero en España se da justamente esa conjunción de factores. España es un país muy importante para Brasil y Brasil también es un país muy importante para España por los lazos culturales, de tradiciones, familiares incluso, y, en gran medida, por el ámbito económico.

En los últimos 30 años, la relación económica se ha vuelto algo absolutamente impresionante. El IBEX 35 tiene una correlación casi perfecta con la economía de Brasil y eso es porque las empresas españolas tienen una exposición muy grande en nuestro país, una exposición positiva porque los resultados son buenos.

En los 90 empezaron las inversiones con empresas como Telefónica, que hoy es el mayor proveedor de telefonía móvil. Están también muy presentes entidades como el Banco Santander, Mapfre, Acciona, en infraestructuras, Abertis con las concesiones de autopistas…

Las empresas españolas son casi como empresas brasileñas, ya está en su ADN, y eso lo comprobamos cuando hablamos con los consejeros delegados, ejecutivos y presidentes. Estuvimos, por ejemplo, con José María Álvarez Pallete de Telefónica, y con Ignacio Sánchez Galán de Iberdrola, y ambos mencionaron que Brasil no solo aporta mucho a las empresas desde el punto de vista de resultado y de espacio económico, sino también con el talento del personal brasileño.

En Telefónica, por ejemplo, el director global de sostenibilidad, Eduardo Navarro, es brasileño y muchos de los ingenieros de Iberdrola también lo son.

L­­as empresas españolas se han vuelto de alguna forma un poco brasileñas, y para nuestro país y nuestra sociedad los servicios prestados por empresas españolas son como si fueran prestados por empresas brasileñas.

Casi nadie sabe, si le preguntan, de dónde es Vivo, pero Vivo es Telefónica, de España. El Banco Santander, forma parte de la banca brasileña, pero su matriz está en la banca española.

Esta realidad se consolidó con la crisis de 2008, los españoles doblaron la apuesta y en vez de salir de Brasil invirtieron más en el país. Esa decisión se mostró como una estrategia muy acertada que incluso puso a España en una dirección diferente a la de otras empresas europeas, que sufrieron más con la crisis.

Esto se refleja no solamente en los negocios sino también en la cercanía de los países, que se traduce en un gran interés de España por Brasil. La cultura brasileña está ya muy presente en España y cada día son más los españoles que viajan por negocios a Brasil y empiezan a hablar un poco de portugués, de portugués brasileño, que es distinto del portugués de Portugal.

 

¿Podemos decir que ese éxito de las empresas españolas en Brasil también ha estado motivado por la afinidad cultural?

Sin duda. Siempre decimos que Brasil no es un país para aficionados, porque es complejo hacer negocios allí, pero es complejo hacer negocios en cualquier parte del mundo.

Hay que hacer un esfuerzo para comprender como es la cultura empresarial de otro país. Esto es una realidad en Estados Unidos, en China, en Japón, en Europa y en todas partes.

Cuando se va a Asia hay que comprender como funciona la cabeza de un asiático, eso en Brasil no es diferente, pero es mucho más fácil para un español comprender como marchan las cosas en Brasil que para los empresarios de otros países.

Esta apertura de las empresas españolas trae consigo que España no solo exporte directivos a Brasil, sino que también busque talentos en el país.

Hablé con Acciona y tiene alrededor de dos decenas de españoles en Brasil, lo que supone prácticamente nada para el tamaño de sus operaciones. Casi todos sus empleados son brasileños. En el Santander, por ejemplo, es un directivo brasileño quien maneja la venta fija del Banco en todo el mundo.

Incorporar personal brasileño a los cuadros de empresas de matriz española ha sido una estrategia muy acertada, que está dando resultados muy positivos.

 

¿La presencia de las empresas brasileñas en España, en el sentido contrario de lo que hemos hablado, y de los productos, las exportaciones, cómo está evolucionando en los últimos años?

Las dos cosas están bien, pero son todavía un poco tímidas. Las empresas brasileñas están empezando a llegar a España, pero su presencia todavía no es comparable a lo que sucede en sentido contrario.

Pero esto no es solo un dato de la inversión brasileña en España, sino de la inversión brasileña en el mundo. Sufrimos la maldición de nuestro tamaño. Brasil tiene dimensiones continentales, con 220 millones de personas, de consumidores, muchas de nuestras empresas están acostumbradas a hacer negocios en nuestro mercado doméstico y se internacionalizan poco.

Ahora somos una potencia mundial en agronegocio y, aunque pueda parecer que siempre ha sido así, hace 40 años éramos importadores de alimentos. En los últimos 20 años hemos tenido un aumento tal de la productividad que nos hemos convertido en grandes exportadores.

Este movimiento tiene que ser replicado por otros sectores. Es cierto que para empresas más grandes la internacionalización puede resultar más natural, pero para las PYMES, todavía es un gran desafío. Tenemos que promover políticas públicas centradas en la promoción y también desarrollar un poco la cultura de la paciencia.

En muchas ocasiones los productores brasileños quieren exportar cuando los precios están deprimidos en el mercado doméstico y así hacer balance, pero la exportación no es algo contracíclico, sino algo que ha de estar plenamente integrado en la estrategia de negocio.

Creo que esa es una cultura que todavía se está comenzando a desarrollar en Brasil y es que, por nuestra realidad geográfica, muchos empresarios brasileños han empezado a internacionalizar sus productos dentro de América, con los vecinos, pero cuando miran a Europa ahí sí está España. Es cierto que tenemos una conexión natural con los portugueses por nuestro pasado colonial, pero creo que el próximo paso es España.

 

¿Cuáles son los productos concretos que se exportan hacia a España? Entiendo que los agrícolas. ¿Cree que Brasil tiene que ocupar más espacio en el mercado ibérico?

Vengo de una reunión entre la Asociación de Auto Partes de Brasil y las de España. España es el segundo mercado de auto partes de Europa, después de Alemania, y Brasil es el principal en las Américas, estamos entre los más grandes del mundo, y hasta ahora no había habido ninguna relación. Es algo realmente sorprendente. Pero estamos empezando y tiene que haber una continuidad.

Las exportaciones son todavía muy pocas en los dos los sentidos teniendo en cuenta su potencial y se pueden desarrollar muchísimo. Tenemos las exportaciones del agro negocio, muchos suministros, como la soja, que se usa para la alimentación animal en la ganadería española, tenemos el café, que muchas veces se tuesta en España… se agrega valor. Es una cadena positiva para ambas partes.

Tenemos que promocionar productos más Premium, goumert, como el café de especialidad, entro otros tantos.

También hay que trabajar en el otro sentido. Por ejemplo, el vino español, que es muy apreciado en Brasil, llega con precios muy caros debido a los aranceles, por eso para España y para Brasil es muy importante el acuerdo de asociación Mercosur y Unión Europea.

 

¿Cómo está ese acuerdo? ¿En qué fase está?

Las negociaciones se cerraron en 2019 y desde entonces, por resistencia de algunos países europeos, no hemos llegado a firmar el acuerdo. Hay intereses de proteccionismo agrícola en países como Francia y Polonia, en un momento político delicado, que hace que el acuerdo no avance.

España es uno de los países que ya han manifestado públicamente su apoyo por lo que miramos con optimismo su turno en la presidencia de Europa en el segundo semestre de 2023. Es una ventana de oportunidad.

Desde un punto de vista estrictamente técnico es un acuerdo que va a beneficiar tanto a Europa como al Mercosur, por eso creemos que debería seguir adelante.

 

Qual é a contribuição da comunidade brasileira na Espanha?

É uma comunidade muito vibrante, temos 200 mil brasileiros na Espanha, 40 mil em Madri, é um número muito expressivo. A contribuição está nos mais variados níveis, acredito que os brasileiros se incorporam muito bem à dinâmica espanhola, podem aportar seus talentos de maneiras muito distintas.

Mencionamos por exemplo, o futebol. Essa talvez seja a vitrine mais evidente, no esporte, mas não só no futebol masculino, também temos futebolistas brasileiras muito fortes aqui, assim como em outras modalidades esportivas, o handebol, por exemplo.

Mencionei também os executivos, que vem em razão das grandes empresas espanholas, mas temos principalmente os empreendedores, os pequenos empresários. Existem muitos negócios constituídos na Espanha que são propriedade de brasileiros, desde construção civil até oficina automotiva.

Acredito que é uma comunidade que aporta muito à Espanha e que está contribuindo de uma forma muito ativa para a economia espanhola.

Além disso, se inserem muito bem na comunidade espanhola e são muito bem recebidos. Existe uma afinidade natural, uma simpatia mútua entre espanhóis e brasileiros e objetivos comuns, que é trabalhar bastante, gerar resultado, compartilhar esses resultados- e, claro, se divertir no processo.

 

Entrevista realizada por Pablo Castro Abad y Lorena Luciana Santos

Noticias Relacionadas

Símbolos da JMJ em Sesimbra

Os símbolos da Jornada Mundial da Juventude, que vai acontecer no próximo ano no país, estiveram presentes na Paróquia do Castelo de Sesimbra. A presença