Español Portugués, Portugal

Los equipos técnicos de la Eurociudad del Guadiana, compuestos por personal del Ayuntamiento de Ayamonte y las cámaras municipales de Castro Marim y Vila Real de Santo António, prosiguen su actividad de trabajo y reuniones pese a que desde mediados de esta semana están cerradas las fronteras entre ambos países. Los trabajadores de la Eurociudad aprovechan su experiencia en proyectos transnacionales para poder seguir un ritmo de trabajo parecido al habitual.

La Eurociudad del Guadiana, constituida como Agrupación Europea de Cooperación Territorial, es un organismo con personalidad jurídica que desarrolla diversos proyecto de mejora del territorio y participa en varias redes europeas, lo que facilita que sus técnicos estén familiarizados con múltiples tecnologías y herramientas para la coordinación de equipos humanos cuyos tareas y flujos de trabajo se gestionan sin que sea necesaria la presencia física de quien coordina ni de los trabajadores.

El ritmo en circunstancias normales de los técnicos de la Eurociudad es el desarrollo de su actividad repartidos por las dependencias de tres municipios en dos países, existiendo una reunión presencial de coordinación semanal de todo el equipo y múltiples reuniones virtuales o presenciales paralelas para temas específicos. Los chats, las herramientas colaborativas, los grupos de whatsapp y las videoconferencias son herramientas con las que la Eurociudad estaba familiarizada antes de la crisis del coronavirus.

La Eurociudad del Guadiana tiene como proyecto principal en estos momentos el EuroGuadiana 2020, cofinanciado por la Unión Europea a través del programa de Cooperación Transfronteriza España Portugal y que cuenta con un presupuesto superior al millón de euros para poner las bases de que el territorio de estos tres municipios sirva como laboratorio para la puesta en marcha de medidas de gobernanza en territorios transfronterizos. Participa también en otros seis proyectos con menor coste económico.

En la situación actual, el equipo técnico mantiene cada mañana una reunión de todo el personal y se está planificando la agenda y contando con el resto de técnicos de los municipios que participan en el desarrollo de actividades para en la medida de sus posibilidades tratar de mantener el ritmo al que estaban previstos los proyectos con la única alteración de las actividades que conlleven desplazamientos o concentración de personas.

El director ejecutivo de la Eurociudad, Luis Romao, ha destacado que “esta situación ha cogido por sorpresa a las administraciones a la hora de disponer de recursos para teletrabajo y para mantener conexionados a los equipos, y nosotros sin ser conscientes hasta ahora disponemos de una estructura de comunicación interna probada y consolidada que es ahora cuando somos conscientes del importante valor que tiene”.