Español Portugués, Portugal

Con 1700 infectados y 25 muertos, el primer ministro de Guinea-Bissau, Aristides Gomes, ha prologando, por sexta vez consecutiva, el confinamiento total del país. Para ayudar en la lucha contra la Covid-19, la Unión Europea, a través de su embajadora, la portuguesa Sonia Neto, ha entregado un conjunto de equipos médicos a los hospitales (que tenían falta de oxígeno), y 1,3 millones de euros para la delegación local de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Desde el inicio de la pandemia en el país en marzo, el estado de emergencia ha sido la principal medida en la lucha contra la enfermedad. Sólo que el confinamiento obligatorio está haciendo que el número de infectados por el VIH/sida aumente, y ya son seis casos nuevos por día. Los expertos creen que ambas situaciones pueden estar relacionadas.

El estado de emergencia conduce al aumento del número de infectados

Con las personas en casa y los comercios cerrados, la Coordinadora de la Secretaría Nacional de Lucha contra el VIH/sida en Guinea-Bissau, Fatoumata Diallo, cree que el aumento del número de infectados por el virus del sida puede estar relacionado con la lucha contra el coronavirus, ya que la pérdida de ingresos conduce a un aumento del número de «trabajadores del sexo» en las calles. Esta es una de las hipótesis que se está estudiando por el aumento exponencial de los casos en Guinea-Bissau, uno de los países con la mayor tasa de prevalencia de la enfermedad en África Occidental, con 44.000 casos.

De los 25 fallecimientos causados por la Covid-19, una gran parte era portadora de VIH/sida, una enfermedad crónica que provoca que el sistema inmunológico quede más debilitado.