Español Portugués, Portugal

El ministro de Infraestructuras de Portugal, Pedro Nuno Santos, ha afirmado que sólo podrían retomar las líneas ferroviarias internacionales que fueron suspendidas con la pandemia con un acuerdo con Renfe y que la operadora española por ahora no se ha mostrado interesada.

«No conseguimos tener las conexiones internacionales sin acuerdo con Renfe», ha dicho el ministro en declaraciones a periodistas al margen de un acto en Mondim de Basto (norte), donde ha señalado que la operadora ferroviaria española «no ha revelado, hasta el momento, interés en retomarlas».

Santos ha explicado que la lusa Comboios de Portugal (CP) y Renfe están trabajando para estudiar la viabilidad de esas líneas ferroviarias, pero por el momento no hay ninguna previsión sobre si serán retomadas.

Las líneas Lisboa-Madrid y Lisboa-Hendaya, ambas operadas por trenes-hotel nocturnos, están suspendidas desde mediados de marzo, cuando se cerraron las fronteras debido a la pandemia de Covid-19.

En mayo, Renfe explicó que no pensaba retomar sus servicios de tren-hotel a corto plazo, que arrojaron pérdidas para la empresa de 25 millones de euros en 2019, y que daría prioridad a líneas con mayores tasas de ocupación.

La asociación ambientalista portuguesa Zero denunció entonces la decisión de no retomar el tren que une las dos capitales ibéricas -utilizado en diciembre por la activista Greta Thunberg para llegar a la COP25-, ya que en su opinión conllevaría una mayor dependencia del transporte aéreo y con ello más emisiones de CO2.

El tren entre Oporto (Portugal) y Vigo (España), que también se suspendió en marzo, fue retomado el pasado 16 de agosto con un trayecto diario en cada sentido, frente a los dos con los que operaba antes de la pandemia.