Restauradas dos réplicas de los tapices de Pastrana ubicados en la Embajada de Portugal en España

En 1933, la Segunda República encomendó a la entonces Fábrica Nacional de Tapices la restauración de los paños y una réplica de éstos, que fueron vendidas durante la dictadura franquista a Portugal

Comparte el artículo:

Ocupación de Tánger. Siglo XV. Lana y seda. Museo Parroquial de Tapices de Pastrana

La Real Fábrica de Tapices (RFT) ha anunciado la restauración de dos paños fabricados en sus talleres en 1944: ‘La Toma de Tánger’ y ‘El Asalto de Arcila’, copias de los célebres tapices conservados en el museo de la Colegiata de Pastrana, sita en Guadalajara. Estas réplicas forman parte de la colección de la residencia oficial del embajador de Portugal en España. Según ha informado la RFT, ambos tapices representan las conquistas de Alfonso V de Portugal (1432-1481) en las costas del norte de África. Los originales fueron tejidos en los Países Bajos meridionales durante el último cuarto del siglo XV y, por razones que se desconocen, pasaron a ser propiedad de los Duques de Pastrana.

En 1933, la Segunda República encomendó a la entonces Fábrica Nacional de Tapices la restauración de los paños y una réplica de éstos, que fueron vendidas durante la dictadura franquista a Portugal. También se realizaron copias de detalle para clientes particulares e instituciones, como los tapices que acaba de restaurar la Real Fábrica de Tapices.

La RFT ha explicado que los trabajos acometidos en los paños se han basado en la restauración y adecuación para el montaje de los antedichos tapices. Observó que su estado de conservación era “relativamente bueno, aunque presentaban suciedad superficial, alteraciones de color, deterioros estructurales, del sistema de protección y del de suspensión”. Ante esta situación, la restauración comenzó con una limpieza acuosa en la cubeta de gran formato de lavado por inmersión controlada por la Real Fábrica de Tapices, un procedimiento que “garantiza en todo momento una mínima manipulación del tapiz”.

Posteriormente, se eliminaron las intervenciones anteriores que dañaban al tapiz, para, a continuación, estabilizar el deterioro a través de la consolidación o sujeción de las zonas más estropeadas. Por último, la Real Fábrica de Tapices realizó el forrado y sistema de montaje de los tapices.

Noticias Relacionadas

Conceptos Iberistas (II)

Hace unos dos años publiqué en EL TRAPEZIO la primera parte de Conceptos Iberistas. El proceso de construcción conceptual del iberismo va ganando en profundidad