Se allana el camino para el Mundial Ibérico: será la única candidatura europea

Existe otra candidatura iberófona entre los países Argentina, Paraguay, Uruguay y Chile

Comparte el artículo:

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Compartir en telegram
Compartir en email

España y Portugal, unidas en la candidatura ibérica, son las únicas candidatas europeas a acoger el Mundial 2030, después de que Reino Unido e Irlanda hayan descartado este lunes su candidatura para esta Copa del Mundo. Las federaciones británicas (de Inglaterra, Escocia, Gales e Irlanda del Norte) y la irlandesa han difundido un comunicado oficial con este anuncio, que confirma la intención de estos países de retirarse de la carrera por la organización del Mundial de dentro de 8 años. A cambio, dichas federaciones apuestan por lanzar una candidatura conjunta para organizar la Eurocopa de 2028.

«Albergar una Eurocopa de la UEFA ofrece un rendimiento similar (al de un Mundial) para las inversiones, y el torneo europeo acarrea un coste mucho menor y el potencial de que los beneficios se alcancen antes», ha señalado la nota. Las federaciones firmantes aseguran haber realizado un «extenso estudio de viabilidad» sobre las oportunidades de acoger una gran competición internacional y por eso se han decantado por aspirar a la Eurocopa de 2028, «el tercer mayor evento deportivo del mundo».

Ese análisis ha incluido el «impacto económico del torneo, el paisaje político del fútbol y los costes probables» de albergar un gran campeonato internacional, que les llevó a optar por la competición continental y descartar la mundial. Inglaterra ya fue la sede principal de la última Eurocopa, celebrada en 2021, al acoger varios partidos de la fase de grupos, de octavos de final, además de las semifinales y la final, pero su aspiración al Mundial de 2030 se vio dañada por los lamentables incidentes que tuvieron lugar el día de la final en Wembley.

La previa del Inglaterra-Italia en Wembley se convirtió en un macrobotellón en el que cientos de personas consiguieron colarse dentro del recinto debido a una mala organización por parte de la seguridad del estadio. Esto conllevó una elevada multa económica por parte de la UEFA así como una sanción de jugar dos partidos a puerta cerrada (si los hechos no se repiten, Inglaterra solo cumplirá uno).

Ante el riesgo de un nuevo fracaso de una candidatura para el Mundial, como ya sucedió para el de 2018, cuando fue a parar a Rusia, los organismos británicos han preferido centrar sus esfuerzos en la Eurocopa. El plazo de presentación de las candidaturas finaliza el próximo mes de marzo y la designación de los anfitriones se realizará en septiembre de 2023. Para el Mundial 2030, por ahora, han manifestado un interés explícito una candidatura ibérica conjunta de España y Portugal y otra sudamericana que impulsan Argentina, Paraguay, Uruguay y Chile.

Noticias Relacionadas