Exposición «Pueblos Originarios: Guerreros del Tiempo», de Ricardo Stuckert

Comparte el artículo:

Arrancó el pasado 21 de abril, en Oeiras/Portugal, localidad limítrofe con Lisboa en el camino a Cascais, la exposición Pueblos Originarios: Guerreros del Tiempo, del fotoperiodista brasileño Ricardo Stuckert. La muestra, promovida por el municipio de municipio de Oeiras, podrá verse en el Palacio Anjos, en Algés, hasta el 16 de julio de 2023.

Con fotografías que captan el orgullo indígena, la muestra es una manera de prestarles un bonito homenaje, dándoles gran protagonismo y haciéndolos conocidos internacionalmente, siempre poniendo de relieve su valor y necesidad de protección. Stuckert capturó de forma sublime, en imágenes grandiosas y de fuerte impacto, la belleza y el alma de los pueblos originarios de Brasil; en ellas podemos ver como viven hoy en los bosques de Brasil: los legítimos dueños de la tierra.

A través de su trabajo, el fotoperiodista brasileño nos invita a reflexionar e interactuar con el universo de los pueblos originarios. Cuenta que, en su primer viaje a la Amazonia en 1997, la imagen de una mujer Yanomami quedó grabada en su memoria: “En 1997, como fotógrafo de la revista Veja, hice un viaje a una comunidad de Nazaré, en el Amazonas brasileño, donde viven los indígenas de la etnia Yanomami. Allí conocí a la indígena Penha Goés”. 

Ella tenía 22 años, un hijo de dos y una historia registrada en una mirada. Allí, en ese momento, algo cambió en mí. Tener contacto con la Amazonia y con los primeros habitantes de mi país fue algo transformador. Como fotoperiodista, viajé por todo Brasil fotografiando los más diversos lugares. Sin embargo, siempre he tenido un vínculo muy fuerte con la Amazonia”. Más tarde, casi 20 años después, regresé a la aldea para fotografiarla de nuevo: “Cuando llegué, había desaparecido aquella niña, y en su lugar encontré a una mujer de 39 años (y 6 hijos) que mantenía en su mirada la misma pureza e inocencia”.

En aquel momento decidió asumir una misión, la de registrar de forma más amplia la vida de los indígenas brasileños: “Tuve la certeza de que tenía una importante misión que cumplir: documentar y divulgarla cultura de los pueblos originarios de Brasil para conocer y proteger este universo tan fantástico como delicado”. Ricardo destaca la importancia de aquellos que están en primera línea de la lucha por la preservación de los recursos naturales brasileños, de importancia capital para la vida en todo el planeta.

“En todo Brasil, según datos del IBGE (Instituto Brasileño de Geografia y Estadísticas), hay hoy casi 900.000 indios y más de 300 etnias que hablan en total 274 idiomas diferentes. Podemos encontrarlos en Acre, Amazonas, Bahía, Pará, Alagoas, Mato Grosso, Goiás y en tantos otros estados. Algunos nunca tuvieron contacto con nuestra sociedad. Sabios maestros, guardianes de los ríos, mares, bosques, exponentes de cultivos extraordinarios que, desde siempre, enseñan la importancia de amar, respetar y preservar la naturaleza”.  “Los indígenas sobreviven en el bosque sacando fruto de la tierra, cultivando los alimentos y las plantas medicinales. Beben el agua del rio para saciar la sed y pescan el pescado para saciar el hambre. Todos ellos se enorgullecen de mantener su cultura preservada”.

Destaca su lucha persistente por preservar su cultura y resistir a los invasores: “Son guerreros y luchan continuamente para defender el medio ambiente. Una vez escuché decir a un indio que en la aldea el mundo no tiene maldad y que lo que queda en el corazón es siempre una esperanza por una vida mejor”. “En todas las tribus que he estado, confirmé ese sentimiento. Son gente que no se deja vencer nunca, incluso cuando se enfrentan a muchas dificultades”. La vida no ha sido fácil para muchos de ellos. En algunas comunidades que he visitado, debido a la explotación irracional de los recursos naturales practicados por el hombre blanco en lugares próximos a las aldeas, los ríos se han contaminado y, consecuentemente, escasean los alimentos, especialmente los peces, que son el alimento básico de la dieta indígena”.

En Xingu, por ejemplo, el Estado de Mato Grosso, los indios de la etnia Kayapó se alimentan de pirañas. Se arriesgan a pescar peces carnívoros para no pasar hambre. Sin embargo, no abandonan su tierra y la cuidan con reverencia y respeto. Y es que tenemos mucho que aprender de los indígenas. Su vida es una gran lección. Ricardo Stuckert tiene más de 30 años de profesión. Fue fotógrafo oficial de la Presidencia de la República entre 2003 y 2011, cargo al que regresó a principios de este año. También trabajó en los principales medios de comunicación brasileños, como el periódico O Globo y en las revistas Caras, Istoé y Veja. Como reportero fotográfico, cubrió cinco investiduras presidenciales. Tiene amplia experiencia de actuación en el ámbito de la fotografía política y documental.

En 1997, comenzó a fotografiar la Amazonia y tuvo su primer contacto con los pueblos originarios de Brasil. Desde entonces, por medio de sus lentes. procura mostrar la diversidad y pluralidad de la cultura indígena, además de resaltar la importancia de los indios como guardianes de la selva. En el área de cine, trabajó como director de fotografía del documental indicado al Oscar 2020 La democracia en peligro. Trae la experiencia y la tradición de la familia Stuckert, resultando en un trabajo de composición de la imagen con el arte.

La exposición está abierta al público del 22 de abril al 16 de julio de 2023. El precio es de 2€ entradas (con descuentos aplicables); a la venta en Tickteline y Palacio Anjos.

 

Más Información:

Palacio Anjos: Alameda Hermano Patrone, 1495-064 Algés

Contacto: 214111400 | [email protected]

+info www.oeiras.pt

 

 

Noticias Relacionadas

A hora da Liberdade

Agora que estamos a poucas horas (mais precisamente sete) do dia em que comemoramos os cinquenta anos da Revolução dos Cravos está na altura de