Portugal alivia sus restricciones desde esta semana

Las nuevas medidas están vinculadas con el trabajo presencial y al ocio nocturno y a la hostelería

Comparte el artículo:

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Compartir en telegram
Compartir en email

Portugal ha regresado este lunes al trabajo presencial después de tres semanas de teletrabajo obligatorio, aunque el Gobierno aconseja, siempre que se pueda, desarrollar la jornada laboral desde casa para evitar la expansión del virus. El país, con 10,3 millones de habitantes, registró la pasada semana máximos de contagios diarios que rondaron los 40.000, la cifra más elevada desde que comenzó la pandemia en marzo de 2020.

El alivio de las restricciones alcanza también al ocio nocturno, con apertura de bares y discotecas, que exigen un test negativo a la entrada, y se ha levantado también la prohibición de consumir bebidas alcohólicas en la vía pública. En las tiendas se mantiene la limitación de una persona por cada cinco metros cuadrados.

Para acceder a grandes eventos o a los estadios deportivos se requiere presentar un test negativo o documentación de haber recibido la tercera dosis de la vacuna con al menos catorce días de vigencia.

Al contrario que otras medidas, la restricción de presentar un test negativo para llegar a Portugal en avión sigue siendo obligatoria hasta el 9 de febrero. Además, en las fronteras terrestres las autoridades pueden practicar controles aleatorios de fiscalización para comprobar que los viajeros portan el certificado de vacunación, necesario para entrar en Portugal.

Veinte millones de vacunas

Desde que comenzara el proceso de vacunación Portugal ya ha inoculado un total de veinte millones de dosis, según la Dirección General de Salud (DGS). Con la pauta completa fueron vacunadas 8,7 millones de personas -el 85% de la población- y se han aplicado 3,7 millones de dosis de refuerzo. Alrededor de 300.000 niños de entre 5 y 11 años ya han recibido la vacuna de un grupo total de 650.000.

Desde que estalló la pandemia se han registrado en Portugal 1.884.974 positivos y han fallecido por covid 19.303 personas. El país tiene una incidencia a catorce días por cada cien mil habitantes de 3.813 y el número de hospitalizados ha ido en aumento desde mediados de diciembre, hasta los 1.813 actuales, de los que 168 se encuentran en cuidados intensivos. La ómicron es la variante dominante en Portugal en más del 90% de los casos y los expertos calculan que el pico de máximos podría alcanzarse durante este mes de enero.

Noticias Relacionadas