Español Portugués, Portugal

La venta de Media Capital, cuyo propietario es la española Prisa, a la empresa portuguesa Cofina está cada vez más cerca de ser una realidad. Esta semana los accionistas de Prisa aprobaron la venta a la compañía liderada por Paulo Fernandes, que anunció una ampliación de capital de 85 millones de euros en el marco de esta adquisición.

En un comunicado enviado a la Comisión del Mercado de Valores (CMVM), Media Capital explicó las características y la finalidad de esta ampliación de capital, que fue aprobada por un 99,48% del capital representado, mientras que el 0,52% de los accionistas se abstuvieron.

Prisa, por su parte, comunicó a la CMVM, el 23 de diciembre, que el precio de compra había sido revisado a la baja (123,29 millones de euros), una cifra que, sumada a la deuda de Media Capital, dio lugar a una valoración de la empresa de 205 millones de euros. El valor inicial fue de 255 millones de euros.

«La modificación acordada entre las partes establece el precio final de la operación, sin posibilidad de ajustes, de 123.289.580 euros, sobre una base de valor de la empresa (enterprise value) de 205.000.000 euros. Esta modificación refleja el acuerdo entre las partes para dar plena seguridad a la ejecución de la operación», afirma Prisa en el comunicado, y agregó que «la ejecución de la operación sigue avanzando favorablemente» por parte de los reguladores.

La luz verde dada por los accionistas de Prisa, junto con el anuncio de la ampliación de capital, hizo que las acciones de Cofina -propietaria de Correio da Manhã, CMTV y Jornal de Negócios- subieran hasta máximos de septiembre.