Español Portugués, Portugal

La estrategia de Mercadona en el mercado portugués acaba de modificarse, priorizando la reducción tanto del tamaño de los nuevos supermercados, como de los precios de sus productos. Estas medidas se han tomado seis meses después de la apertura de la primera tienda en Canidelo, en Vila Nova de Gaia.

Según la empresa, la disminución del espacio de las nuevas tiendas provocará una reducción en el número de empleados por tienda. Aquellos interesados en trabajar en estos nuevos establecimientos de Mercadona pueden postularse en la web de la empresa.

Esta reducción no impide la progresión de la marca española en Portugal, que pretende estar presente en todo el territorio continental. La siguiente tienda a ser inaugurada será en marzo en Aveiro, ubicada en los terrenos del antiguo matadero municipal. Mercadona tiene una política de reconversión de antiguas fábricas.

También durante este año se abrirán tiendas en la ciudad de Egueda, Ermesinde, Penafiel, Santo Tirso y Trofa. Estas serán las primeras localizaciones del nuevo formato de tiendas que Mercadona abrirá en territorio luso y que se unirán a las 10 inauguradas el año pasado.

Además de reducir el espacio físico de las tiendas, Mercadona, que siempre ha sido partidaria de una política de precios bajos durante todo el año, ha reducido los precios de más de 2.000 productos.

La mitad de los productos vendidos por la cadena son de origen portugués y proceden de productores locales.