El consulado de Portugal estrena sede en Cáceres y su nuevo titular toma posesión

Jorge Manuel Viola Nevado, hijo del anterior cónsul, Juan José Viola, reabre en la Plaza de Canterías el nuevo espacio para la defensa de los intereses de los ciudadanos lusos

Comparte el artículo:

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Compartir en telegram
Compartir en email
El presidente de la Diputación Provincial de Cáceres, Carlos Carlos, recibió este martes al nuevo cónsul honorario de Portugal en Cáceres, Jorge Manuel Viola Nevado.

La plaza de Canterías es ya un poco más portuguesa. En el número 11 de este entorno se ha inaugurado la nueva sede del consulado honorario de Portugal en Cáceres, que quedó vacante en mayo de 2019 tras el fallecimiento del que era su titular, Juan José Viola. Dos años y medio después es su hijo, Jorge Manuel Viola Nevado, el que da un paso para continuar el trabajo hecho por su padre y tomar las riendas de una institución que pretende «defender los legítimos interese de Portugal y de los portugueses en Cáceres». Se trata, tal y como se ha dicho en la inauguración de esta sede, a la que han acudido numerosos representantes institucionales, como el embajador de Portugal en España, Joao Mira-Gomes y el alcalde Luis Salaya.

Jorge Manuel Viola, arquitecto de profesión, ha explicado que la íntima relación entablada con Portugal desde su infancia (su abuelo y su familia paterna eran portugueses) le han empujado a dar un paso para llevar a cabo esta tarea representativa, que no tiene remuneración y para la que ha cedido su propio domicilio. En su decisión ha tenido que ver «mi conocimiento y mi admiración por la cultura portuguesa y mi preocupación por las relaciones entre Portugal y España que yo he vivido a través de la experiencia de mi padre», según ha explicado. La parte baja de su casa, una edificación del siglo XVIII, está preparada para llevar a cabo estas funciones. Durante 40 años este espacio se encontraba en la Plaza de las Veletas, en el que era domicilio de Juan José Viola. El consulado honorario de Cáceres depende, igual que el de Badajoz, del consulado general de Sevilla.

Además de entablar lazos humanos y culturales, una de las tareas de Viola Nevado es fomentar la mejora de las comunicaciones de la provincia de Cáceres con Portugal. «Se va a iniciar la construcción del puente que une Cedillo con Nisa, lo que va a resolver la conexión y también se va a poner en marcha, según se acordó en la cumbre de Trujillo, la autovía que desde Moraleja por Monfortinho nos unirá con Castelobranco, estas son las infraestructuras que con más proximidad se van a ver realizadas, pero queda mucho por hacer», informa HOY.

Estrechar vínculos

El presidente de la Diputación Provincial de Cáceres, Carlos Carlos, recibió este martes al nuevo cónsul honorario de Portugal en Cáceres, Jorge Manuel Viola Nevado. Se trató de una visita protocolaria en la que se ha puesto de manifiesto el interés y la importancia de mantener y consolidar las relaciones de la provincia y el país vecino.

Noticias Relacionadas

EL TRAPEZIO: o primeiro xornal ibérico

EL TRAPEZIO (2019) é unha publicación dixital dirixida ás comunidades hispanofalante e lusolusofalante. O seu obxectivo é crear unha opinión pública ibérica, dada a existencia