Español Portugués, Portugal

Fermoselle puede presumir de ser la tierra de origen de una de las familias mejor conocida en el mundo en cuanto a Conversos, Cripto-Judíos, mártires judíos, víctimas de la Inquisición: La Familia Carbajal/Carvajal.

Cuando a principios del siglo XX se empezó a investigar en América el tema de los Judíos conversos y el de los Cripto-Judíos, se decía que los dos Luis de Carvajal juzgados y sentenciados por el tribunal de la Inquisición de México eran originarios de Zamora. Se daba por sentado que el apellido de la familia se debería a su origen en Carbajales de Alba.

De lo que no había duda era de que el Gobernador Don Luis de Carvajal y de la Cueva había nacido en Mogadouro, Trás-os-Montes, Portugal de una familia conversa de origen castellano y de que su sobrino Luis de Carvajal “el Mozo”, alias Josef Lumbroso, había nacido en Benavente, Zamora, España.

Tuvo que pasar algún tiempo hasta que en los archivos inquisitoriales de Torre do Tombo de Lisboa apareció el caso de un tercer Luis de Carvajal; a éste lo juzgó el tribunal de la Inquisición de Evora y en dicho archivo su caso está catalogado con el número 2371014. Su nombre figura como “Carvajall”y su lugar de nacimiento “Fornuselho” No es extraño que con estos criterios de búsqueda se haya hecho difícil de localizar.

Los investigadores e historiadores portugueses como Andrade y Guimarães, así como la australiana Anna Lanyon rescataron del olvido a este otro miembro de la familia Carvajal. Los precisos y minuciosos detalles del juicio al que lo sometió la Santa Inquisición en el año 1548 nos dejan los pormenores de su origen fermosellano, su genealogía, su entorno y la historia de su vida hasta la edad de 60 años, que fue cuando lo hicieron preso. A diferencia de los que llegarían a ser sus parientes y llevar su mismo nombre, este Luis de Carvajal salió ileso de las garras del Tribunal del Santo Oficio. Su “crimen” no era diferente del de sus familiares póstumos, pero se pudo beneficiar de la amnistía que judíos portugueses habían negociado con el Papa en Roma.

Fueron muchos los judio/conversos que cruzaron el Duero con el único objetivo de evitar caer en manos de la Inquisición. Sin embargo los Carvajal, al estar sus vidas tan bien documentadas y al haber alcanzado posiciones sociales notables, nos hacen posible relacionar las tierras zamoranas y de Trás-os-Montes; Mogadouro, Sambade, (lugar de residencia del primer Luis de Carvajal de Fermoselle) y de Zamora; Fermoselle, (lugar de origen de la saga y donde las primeras conversiones de la familia tuvieron lugar), Carbajales De Alba, Benavente.

Para promover nuestro patrimonio y desarrollar nuestra región se podría impulsar un hermanamiento real y visible, entre las localidades ya mencionadas: Fermoselle, Mogadouro, Sambade, Benavente. Después, no sería difícil enlazar con otras de la zona de tradición judaica, como Vimioso y Carção. Unir esta zona fronteriza a la Red de Juderías sería el reto más importante y beneficioso. Además de la componente Ibérica, se podrían establecer lazos con centros culturales afines en Méjico y EEUU.

Con esta infraestructura ya establecida, promocionar La Raya y zonas limítrofes, a nivel internacional, sería posible tanto para el interés de judíos como gentiles. Sería un proyecto sin afiliación política de ningún tipo, Luso-Español y se podría financiar accediendo  a fondos de desarrollo internacional y fronterizo. Incluso ¿Podríamos imaginar “El Centro de Interpretación de Cripto-Judaísmo de la Raya Luis de Carvajal” de Fermoselle?

María Dolores Armenteros es historiadora e investigadora