Español Portugués, Portugal

Tras el anuncio de la compra de TVI, perteneciente al grupo Media Capital, por parte de Cofina, la operación se frustró en la última fase de la negociación debido a la inestabilidad que están viviendo los mercados financieros (el PSI-20 y las bolsas de Londres y Nueva York sufrieron pérdidas históricas), a causa del coronavirus.

La operación, que estaba siendo financiada por un aumento de capital a través de la adquisición de acciones (y que faltaba un día para producirse), culminaría con la fusión de dos de los mayores grupos de comunicación en Portugal. No obstante, esto no va a llevarse a cabo por la inseguridad que viven las entidades bancarias, y no sólo en este caso. La líder del BCE, Christine Lagarde, advierte, incluso, de la posibilidad de que Europa padezca una crisis económica similar a la de 2008.

El acuerdo entre Cofina y PRISA se anunció en septiembre, con un valor de 205 millones de euros, aunque se revisó, a la baja, en diciembre. Sobre esta compra frustrada, el grupo español PRISA anuncia «todas las acciones jurídicas contra» el dueño del periódico Correio da Manhã, pues este acuerdo fue cancelado sin ningún tipo de preaviso. El grupo español dice que va a actuar legalmente, pero aún no ha anunciado qué medidas van a tomar.

El Grupo PRISA se siente parte perjudicada pero, aun así, afirma: «proseguiremos la estrategia centrada en los activos de educación y medios», aunque admiten que «seguiremos una política de desinversión en sus activos no estratégicos».

Mientras tanto, las acciones de Cofina, dueña de CMTV, se hundieron en la bolsa de valores, con pérdidas del 12,53%.