Español Portugués, Portugal

João León, que a principios del verano asumió la cartera de ministro de Finanzas después de que Mário Centeno aceptara el cargo de gobernador del Banco de Portugal, ha presentado su primer Presupuesto del Estado al presidente de la Asamblea de la República. Este Presupuesto, que se ha creado en un contexto pandémico, tiene medidas para apoyar a las familias, a los pensionistas, a los trabajadores y a las empresas. Todo ello, para intentar lograr una rápida recuperación económica en 2021.

Los hogares podrán disfrutar de guardería gratuita; de una reducción en la retención en origen del Impuesto sobre la Renta (lo que garantizará una liquidez adicional de 200 millones de euros); una reducción del IVA de la electricidad para consumos de hasta 100 kWh, y el fin del pago de las tasas para pruebas médicas.

Los pensionistas que reciban rentas más bajas tendrán, en el mes de agosto, un aumento extraordinario de diez euros.

Si seguimos hablando de ingresos, el salario mínimo subirá en proporción al aumento medio de los últimos años, y habrá un apoyo extraordinario para aquellos que han perdido su empleo debido a la pandemia.

Apoyo a las empresas y Presidencia europea

El nuevo Presupuesto del Estado 2021 incorpora una medida que será fundamental para ayudar a mantener los gimnasios y promover una mayor actividad deportiva. A partir del próximo año, los usuarios de todos los centros de fitness podrán deducir en el Impuesto sobre la Renta hasta un máximo de 25 euros por persona, y 250 euros por familia. Para tener acceso a esta deducción, y como ya ocurre en las compras o en los restaurantes, es necesario adjuntar el número de identificación fiscal (NIF) a la factura.

Para apoyar a la restauración, la hostelería y la cultura será posible autofinanciarse con el IVA cobrado en estos sectores.

En este Presupuesto serán imputados los costes de la Presidencia portuguesa de la Unión Europea, que tendrá lugar durante el primer semestre del año 2021.

Por otro lado, la Presidencia, que tendrá un coste de 41,37 millones de euros, se centrará en una Europa más social, verde, digital, global y centrada en la recuperación de la covid-19. Los gastos previstos para la Presidencia de la Unión Europea podrán adjudicarse directamente.

Para que estas y otras medidas se hagan realidad, el Presupuesto del Estado de 2021 tendrá que ser votado y aprobado en el Parlamento.

El CDS ya ha declarado que lo va a rechazar; el PCP no desvela su voto, y el BE exige cuatro cambios para votar positivamente por un Presupuesto que pretende mantener las rentas de las familias devastadas por la crisis económica y social provocada por la pandemia.