Español Portugués, Portugal

El Tribunal Supremo de Brasil ha decidido este lunes anular todas las condenas por supuesta corrupción contra el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva. Esta decisión sale al paso del próximo juicio por parcialidad contra exjuez Sérgio Moro, y puede ser una solución salomónica para ambas partes. A efectos prácticos supone una “amnistía” tanto para Lula como para Moro.

Esta anulación de todas las sentencias contra Lula ha sido una sorpresa, una auténtica bomba, porque supone que el exmandatario iberoamericano recupera sus derechos políticos y, por tanto, podría ser candidato presidencial en las elecciones del próximo año en 2022. La argumentación de la sentencia del magistrado Edson Fachin está basada en que Moro no era competente para juzgar un caso fuera de su jurisdicción territorial.

El Tribunal Supremo no ha entrado a juzgar la falta de pruebas ni los mensajes que el equipo de fiscales de la Lava Jato y el exjuez Moro se intercambiaban para conseguir encarcelar a Lula e impedir su presencia en las elecciones de 2018.

El Fiscal General del Estado, bolsonarista, va a recurrir la sentencia.