Marcelo Rebelo de Sousa comienza su nuevo mandato con una visita a España y al Vaticano

Después de la toma de posesión, el presidente de la República ha homenajeado a Camões y Vasco da Gama

Comparte el artículo:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email
Lisboa, 9/3/2021 - Decorre esta manhã na Assembleia da Republica a sessão solene da tomada de posse do Presidente da República, Marcelo Rebelo de Sousa. O actual presidente foi reeleito para um segundo mandato no passado dia 24 de janeiro.Marcelo Rebelo de Sousa (Presidente da República de Portugal) ; António Ferro Rodrigues (Presidente da Assembleia da República) ; António Costa (Primeiro Ministro)(Gerardo Santos / Global Imagens)

Marcelo Rebelo de Sousa, como hace cinco años, ha bajado a pie la calle de São Bento (al lado de la Estrela) para jurar, en la Asamblea de la República, el cargo de presidente de la República de Portugal. La toma de posesión ha tenido lugar 45 días después de las elecciones, donde consiguió el segundo mejor resultado de la historia de la democracia lusa. Al contrario de la ceremonia anterior, que contó con 600 invitados, esta ha sido reducida a solamente 100 personas, debido a la Covid-19. Marcelo Rebelo de Sousa ha hecho un gesto a los ciudadanos de Oporto, deplazándose a esta ciudad por la tarde y visitando comunidades religiosas.

Tras el discurso en la Asamblea de la República, con la mano en la Constitución de 1975 (que ayudó a escribir), Rebelo de Sousa ha jurado defender nuevamente a los portugueses, y afirma ser el mismo hombre de hace cinco años. “Una patria son por encima de todo las personas, y en ella cada persona cuenta. Diversa, diferente, irrepetible. Portugal son los portugueses”, ha subrayado el exprofesor de derecho.

El gran objetivo del presidente para los próximos cinco años es el apoyo a los necesitados; crear mejores condiciones para que los jóvenes puedan concretar sus sueños; controlar los fondos que van a llegar de Europa para que sean bien invertidos; vencer la pandemia; reconstruir y restituir la normalidad a la vida del país; y contener el avance de los extremismos en un país que vive hace 47 años en democracia.

Marcelo Rebelo ha insistido en las conquistas alcanzadas por Portugal en los últimos años y la vocación lusa para profundizar las relaciones con otras culturas y crear así nuevos portugales basados en la solidaridad. Este ideal, desde hace cinco años, se festeja todos los 10 de junio, con las comunidades de emigrantes del extranjero. Marcelo Rebelo de Sousa ha terminado su discurso recordando que “el heroísmo dejó de ser cosa de un instante: pasó a ser de un año. Casi interminable, más difícil, más estoico, más valioso”. El día anterior, en pleno Día de la Mujer, el presidente portugués ha condecorado a una médica y una enfermera. También ha anunciado que pretende, hasta 2024, año en que se conmemoran los 50 años del 25 de abril, homenajear a todos los militares que formaron parte del golpe de Estado que trajo de vuelta a la democracia al territorio luso. Tras la ceremonia en la Asamblea de la República, el presidente de la República fue al Monasterio de los Jerónimos para ofrecer coronas de flores a las tumbas de dos de los mayores nombres de la historia de Portugal: Luís Vaz de Camões y Vasco da Gama.

El segundo mandato se inaugurará con dos visitas, que se realizarán en esta semana, a España y al Vaticano, primer Estado a reconocer la independencia portuguesa en 1143.

Noticias Relacionadas

Deja un comentario