Español Portugués, Portugal

Un último esfuerzo para Portugal, que ya ha entrado en la fase de meseta, con 714 víctimas mortales (hasta la fecha) a causa de la covid-19. Marcelo Rebelo de Sousa ha firmado lo que muchos creen que es el último decreto que declara el estado de emergencia en territorio luso. Un estado que finalizará el 2 de mayo, a medianoche, y en donde en los próximos quince días se levantará el confinamiento sanitario a Ovar (aunque con restricciones), y la prohibición de viajar entre municipios, medida que se ha aplicado durante el período de Semana Santa.

En cuanto a los viajes cancelados, estos podrán ser reembolsados antes de finales de 2021, o incluso antes, si la persona se ha quedado desempleada. Las participaciones en cultos siguen suspendidas, y las concesionarias, que pensaban demandar al Estado por la caída del tráfico en las autopistas, no tendrán derecho a ninguna indemnización, pero podrán prolongar sus concesiones.

La antesala para una vuelta a la «normalidad»

En el pronunciamiento al país, donde se ha anunciado la extensión del estado de emergencia, Marcelo Rebelo de Sousa ha hablado sobre los esfuerzos realizados, y sobre el secreto de Portugal, que tanta tinta ha hecho correr en la prensa internacional. Para el presidente de la República, «si esto es un milagro, el milagro se llama Portugal». El estadista portugués pide un último esfuerzo para los próximos quince días.

Las medidas previstas por el Gobierno serán las mismas que han estado en vigor, y esta prolongación servirá, según el presidente de la República, para preparar una transición gradual hacia la vuelta al trabajo y a las actividades «normales». Una luz al final del túnel; un último esfuerzo para asegurar que el milagro portugués se convierte en una verdadera realidad en el mes de todos los milagros, mayo. Pero hasta entonces, se pide que la población tenga prudencia con las salidas de casa, en un momento en que el pico de la pandemia parece haber pasado. Según la Dirección General de Sanidad (DGS), el pico se ha producido entre el 23 y el 25 de marzo.

Hasta la apertura de la economía, que va a comenzar con el pequeño comercio y los espacios culturales a la mitad de su capacidad y con lugares marcados, el Gobierno va a celebrar las fechas simbólicas del 25 de abril y el Primero de Mayo. En el Parlamento, la casa de la democracia, 140 personas (entre diputados e invitados), se unirán para conmemorar los 46 años de la caída del régimen dictatorial que controló Portugal hasta 1974. Este evento simbólico, que no contará con la presencia del líder del CDS-PP, Francisco Rodrigues dos Santos, está generando cierta polémica. Existe una petición en internet que pide anular este acto por el peligro de concentración de personal en un lugar cerrado. El Primero de Mayo también se llevará a cabo, pero las manifestaciones se sustituirán por mensajes de los principales líderes de las centrales sindicales, CGTP y UGT, de forma virtual.

Base de datos de nuevos reclutas

El Ministerio de Defensa Nacional pretende crear dos reservas militares para evitar nuevas necesidades de personal militar ante situaciones de emergencia. Estos dos grupos estarán compuestos por antiguos militares que dejaron las filas del Ejército hace menos de seis años, y por todos los que tengan entre 18 y 35 años. Esta orden ya ha sido firmada por el ministro, João Cravinho.