Español Portugués, Portugal

Incluso con la apertura escalonada de la economía a partir de mayo, Portugal va a tener una caída del 40% en las entradas nacionales. Esta cifra equivale a siete millones de turistas menos, ya que el turismo se abrirá primero a los visitantes portugueses (que, para ir a la playa, tendrán que pasar por algunas restricciones) y, posteriormente, entre agosto y septiembre, a los españoles.

Esta caída está afectando a Portugal, ya que, según un estudio de Oxford Economics, es uno de los más perjudicados por el descalabro del turismo internacional. Son las consecuencias de una pandemia que ha llevado a la gran mayoría de los países europeos a adoptar medidas de contención. De hecho, el descenso portugués sólo se ve superado por Italia, que va a tener menos de 31 millones de visitantes este año (lo que equivale a una caída del 49%), y España, que va a contar con menos de 34 millones de turistas (un retroceso del 42%). Estos dos países fueron los más golpeados por la Covid-19 en suelo continental.

Más apoyos para el turismo europeo

En el conjunto de los 27 países de la Unión Europea, el turismo tiene un gran peso en el Producto Interior Bruto (PIB), sobre todo en los Estados del sur del continente, siendo el responsable de la creación del 12% de los puestos de trabajo, y de 400.000 millones de euros de ingresos anuales.

Para intentar hacer frente a este fracaso, los ministros de la Unión quieren dar prioridad a este sector en el futuro plan de recuperación europeo. En la reunión realizada por videoconferencia, los responsables de los 27 defendieron, en un comunicado, la «importancia de una solución armonizada para el reembolso de los paquetes de viajes, incluidos los “vales”». Para superar esta situación, el pragmatismo y la creatividad serán dos características esenciales para su renacimiento de forma más resiliente y sostenible. Un sector que, comparado con el período anterior, tendrá 287 millones de turistas menos.