Español Portugués, Portugal

Los partidos entre las selecciones de Portugal y España, independientemente del deporte, son siempre ocasiones especiales. En este caso, el derbi de fútbol ibérico será el precalentamento de una menos competitiva y más cooperativa Cumbre Ibérica de Gobiernos.

El «equipo de las Quinas» (selección portuguesa) se enfrentará en un amistoso contra «la Roja» (selección española) el miércoles 7 de octubre (20:45 ES; 19:45 PT) en el estadio José de Alvalade de Lisboa. Este encuentro contará con la presencia del 5% de la capacidad oficial del estadio (50.095 espectadores). Una decisión, según la Federación Portuguesa de Fútbol (FPF), que se ha adoptado tras las reuniones celebradas con el Gobierno y la Dirección General de Sanidad.

En los últimos meses, la pandemia de la Covid-19 ha impedido que el público haya podido acceder a los estadios portugueses y europeos. Si en algunos países el público ya ha vuelto (aunque limitado a los espacios deportivos), en Portugal no lo ha hecho todavía, lo que ha provocado quejas de numerosos clubes. Para Pinto da Costa, presidente del FC Oporto, «el Gobierno portugués está matando al fútbol».

No obstante, esta espera podría estar llegando a su fin. Tras el anuncio de un partido de prueba con la presencia de aficionados entre dos formaciones de la «Primeira Liga», el público también podrá estar presente en los próximos encuentros de la selección nacional.

En una nota enviada a la prensa se explica que «al final de estos partidos, los equipos técnicos de la FPF elaborarán un informe detallado, que será analizado por la autoridad sanitaria con vistas a una posible autorización de la presencia de público en los partidos de fútbol en el Portugal continental, que se reconoce de suma importancia social y económica».