Español Portugués, Portugal

En Belém, donde la historia de la lusofonía acecha en cada una de las piedras de la acera y en los callejones vacíos (anteriormente llenos) de turistas, son muchos los lugares a visitar. Si la fábrica de pasteles, con su olor a azúcar y canela, y el Monasterio de los Jerónimos son dos de las postales turísticas de Lisboa, el jardín de la Plaza del Imperio nos lleva al imaginario de los castillos franceses. Para verlo desde arriba y apreciar su geometría perfecta, nada mejor que aprovechar lo alto del Monumento a los Descubrimientos para registrar toda su belleza a través de una foto.

Este jardín, que conecta el centenario monasterio con el centro cultural de la ciudad, tiene una superficie de 3,3 hectáreas, y fue construido en la antigua playa de Restelo, lugar de donde salieron Pedro Álvares Cabral y Vasco da Gama en dirección a Brasil e India. El jardín, que tiene 81 años, fue construido durante la II Guerra Mundial, e inaugurado con ocasión de la Gran Exposición del Mundo Portugués (evento al estilo de la Exposición Universal, que presentó lo mejor de la portugalidad, y celebró los 300 años de la restauración de la independencia). Su geometría y cuidados recuerdan a los castillos franceses y alemanes, pero todo esto bañado por el plácido Tajo.

Cuando entre en este jardín no lo haga corriendo. Camine con calma y, si es posible, con un zumo de naranja en una mano y un pastel en la otra. Para este paseo use zapatos cómodos, pues tendrá que subir escaleras, pero también hay muchos lugares para descansar bajo la sombra.

El jardín de la Plaza del Imperio, que tiene en su centro un hermoso y refrescante lago luminoso, tiene varios escudos (30), hechos con boj y flores, que representan los 18 distritos portugueses; los dos archipiélagos, y las antiguas colonias (lo que ha generado controversia y solicitudes de retirada). En este trazado, con inspiraciones griegas y romanas, también están el escudo portugués y varias cruces de Cristo y Avis, las dos principales órdenes militares que operaron en el reino portugués.