Español Portugués, Portugal

Galp compró la totalidad de los proyectos fotovoltaicos de ACS por 450 millones de euros, asumiendo más de 430 millones en deuda. La petrolera portuguesa está ampliando sus negocios al sector de las energías limpias y la adquisición de Zero-E -la empresa de ACS que agrupa la cartera de activos de renovables- ha acelerado esta apuesta. El negocio incluye parques solares fotovoltaicos con una capacidad total de generación de energía de 2,9 gigavatios.

«El acuerdo contiene más de 900 megavatios de capacidad de generación y un conjunto de proyectos en diferentes etapas de desarrollo con instalación prevista para 2023. Todos los proyectos ya han garantizado su acceso a la red», asegura la empresa portuguesa. La transacción, que incluye la adquisición, desarrollo y construcción de proyectos, tiene un valor total de alrededor de 2.200 millones de euros para 2023, comunicó Galp.

El acuerdo se llevará a cabo en el segundo trimestre de 2020, estando a la espera de las autorizaciones de las instituciones reguladoras. Galp afirmó que financiará los desarrollos del período 2020-23 en project finance, y abre la puerta a potenciales alianzas en el negocio de las energías renovables.

Esta venta permitirá a ACS apuntarse un beneficio neto de 330 millones, 70 más de los anunciados. Galp tiene en España una extensa red de gasolineras (600 puntos de venta), autogás y bombonas de GLP. El grupo factura en España casi 6.000 millones de euros y en 2018 consiguió los primeros beneficios (40 millones) en los últimos cinco años.