Español Portugués, Portugal

Con el turismo con un peso cada vez mayor en la economía portuguesa, el alcalde de Lisboa, Fernando Medina, apuesta por un mayor incentivo para este importante sector que atrae cada año a millones de visitantes a la capital portuguesa. Durante la presentación del plan estratégico para fomentar el turismo en Lisboa de 2020 a 2024, Medina argumentó que se debería dar un papel más importante no sólo a la ciudad de las siete colinas, sino a todos los demás municipios que forman parte del área metropolitana de Lisboa.

El plan estratégico de Turismo de Lisboa propone 12 centros turísticos, repartidos en varios municipios, que presentarán inversiones conjuntas para revitalizar estos sitios. En los próximos años, se pretende un mayor desarrollo de zonas como la Costa de Caparica, la bahía de Seixal o la cordillera de Arrábida, algunas de las estampas de la Ribera Sur del Tajo. Esta región, que es conocida por sus playas, tiene como uno de los principales «motores» económicos la Autoeuropa, la fábrica de Volkswagen.

Para Fernando Medina, el turismo en Lisboa vale seis Autoeuropas, pero para que siga evolucionando es necesario dar «el salto» a otros polos. Esta nueva apuesta tiene como objetivo traer ingresos de alrededor de 15.000 millones de euros, lo que representa 10 veces más lo que genera todo el sector del calzado en el país.

El mercado español es el cuarto emisor de turistas que eligen la región de Lisboa para pasar sus vacaciones o hacer una breve visita para admirar la Torre de Belém, el Terreiro do Paço o el Panteón Nacional.