Las derechas portuguesas han coincidido en un acto en conjunto sobre Europa

En la Convención del MEL (Movimiento Europa y Libertad), el líder del CDS ha abierto la puerta a futuros entendimientos con CHEGA

Comparte el artículo:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Los cuatro partidos de la derecha portuguesa (PSD, CDS, IL y CHEGA) han estado bajo el mismo techo en la Convención del MEL, que ha tenido lugar en el Centro de Congresos de Lisboa. Durante el encuentro del Movimiento Europa y Libertad, diferentes políticos (veteranos y actuales) han participado en este espacio, donde se ha debatido no sólo sobre el futuro de la derecha en Portugal, sino también en el continente. ¿Cómo será la reconstrucción del país?

Las diferentes ideologías políticas han dado lugar a la personalización. Sobre el III encuentro del MEL, el presidente de la República portuguesa, Marcelo Rebelo de Sousa, ha defendido que se trata de «una expresión de vitalidad política y democrática importante». La política post-covid ha sido el principal foco de todas las conversaciones. Cecília Meireles, del CDS, ha lanzado la pregunta «¿qué quiere la derecha para el país?». Una derecha fuerte para hacer frente a la izquierda ha sido la idea defendida por Francisco Rodrigues dos Santos, también conocido como «Chicão».

Críticas al PS (pero también al PSD) y un aviso de Paulo Portas (actual comentarista político y ex ministro de Pedro Passos Coelho, también presente en el evento) sobre los populismos. Este evento ha estado marcado por las intervenciones de los líderes de los cuatro partidos políticos presentes. Para Portas, las redes sociales han sido poco beneficiosas para un buen desarrollo de las democracias.

Buscando consenso en la derecha

Si Río busca ser la alternativa lógica para gobernar, Chicão ha intentado ser útil al abrir la puerta a un entendimiento de futuro más profundo con CHEGA. Cotrim Figueiredo, por su parte, se ha presentado como un político que va más allá del ruido y Ventura ha tratado de hacer todo lo posible para ser escuchado. Sobre la posibilidad de un gobierno con CHEGA (actualmente, el partido ya apoya la gobernabilidad en las Azores), los líderes del PSD y de Iniciativa Liberal se han mostrado en contra, lo que ha llevado a una respuesta pronta de Nuno Afonso, vicepresidente de CHEGA, que ha dicho que estos partidos tarde o temprano tendrán que «tragar este espacio», y que son de derecha y no de extrema derecha.

De este modo, se ha buscado el consenso entre las derechas, pero no se ha logrado durante la Convención del MEL. La división del espectro político de la derecha, que en los últimos años ha ganado dos nuevos partidos, ha venido motivada por la falta de adhesión que están teniendo ante el electorado desde que Passos Coelho abandonó la vida política, después de la moción de censura que sufrió en la Asamblea de la República, y que llevó a António Costa (y a la «Geringonça») a ocupar el puesto de primer ministro.

Tal como ocurrió en la Plaza Colón, donde PP-Ciudadanos-Vox compartieron escenario, el encuentro de la derecha portuguesa también ha estado envuelto en polémica, con algunos de los participantes recordando el papel de Salazar.

Noticias Relacionadas

Deja un comentario