Español Portugués, Portugal

Antes que Lisboa, la ciudad de Oporto fue la gran capital económica y cultural de Portugal, desde la fundación del condado Portucalense hasta la revolución liberal de 1820, que tuvo sus antecedentes, en 1812, en ciudad española de Cádiz. La revolución de Oporto “pilló” a la familia real en Rio de Janeiro, lugar donde habían huido de las invasiones napoleónicas. Esta ciudad también ofreció su apoyo al rey Pedro IV, más cercano a los postulados liberales, en la guerra contra su hermano Miguel, que le disputaba la corona.

El liberalismo de Oporto, que tuvo un gran apoyo entre sus ciudadanos, y que, dos siglos después, sigue siendo uno de los grandes valores de la ciudad, fue influenciado por las ideas originarias de Cádiz, que encendieron la mecha de una revuelta que abarcó a todos los sectores de la sociedad. Las Cortes revolucionarias exigieron una constitución, el regreso de la familia real al país y la restauración de la dignidad nacional, tras los abusos de franceses e ingleses.

Conmemoración pospuesta de la Revolución de 1820

En el año en que se celebraría el 200 aniversario de la revuelta liberal, la agenda de la ciudad de Oporto tenía programada un conjunto de iniciativas, que tendrían su momento culminante el 24 de agosto. El cartel ha experimentado cambios debido a la pandemia de la Covid-19. Las celebraciones se pospusieron para una fecha más oportuna, pero nada borrará la historia escrita en la actual Praça da República (Oporto), donde a las 8 de la mañana de ese día, una salva de artillería hizo pública la «Junta Provisional del Gobierno Supremo del Reino», que traería a la familia real de regreso al país.

Para celebrar este movimiento revolucionario, que en 1822 dio origen a la primera Constitución portuguesa, se han programado exhibiciones en varias partes de la ciudad (una, la de la Casa del Infante, se inauguró el 20 de febrero), un lanzamiento de un libro del historiador José Manuel Lopes Cordeiro, ciclos de cine y varias conferencias. Mientras que el programa de celebración del bicentenario no pueda reanudarse, el lector puede descubrir un poco más sobre los lugares más llamativos de esta revuelta, que comenzó en Oporto, antes de extenderse al resto del país, en este vídeo: