Español Portugués, Portugal

Diversas organizaciones y participantes del Foro Cívico Ibérico, impulsado por EL TRAPEZIO, han expuesto sus propuestas, aprovechando el encuentro hispano-luso de reapertura de fronteras. Muchos de ellos han denunciado la falta de voluntad política para la coordinación de ambos Estados.

Pablo Rivera, director ejecutivo de la Eurociudad Chaves-Verín, considera que “España y Portugal han perdido una oportunidad de oro de pasar a la acción. El acto institucional ha sido un ejemplo más de simbolismo ibérico carente de eficacia y sin contenido. No han aprendido nada. Esta pandemia no ha hecho más que agravar y poner de manifiesto la situación trágica economía y social que han vivido las Eurocidades ibéricas. Conurbaciones urbanas divididas que comparten vida a diario”.  Y agrega que “podía haber sido la ocasión idónea para anunciar el tan deseado nuevo Tratado de Cooperación Transfronteriza entre España y Portugal que dé cobertura a las nuevas formas de convivencia transfronteriza representadas por las Eurociudades, dotándolas de mayores competencias en la gestión de servicios transfronterizos, entre otras cosas”. Rivera finalmente constata que seguimos dándonos la espalda y se pregunta: “¿Y para esto nos ponen a la cola de espera de Europa?”

En la rueda de prensa de António Costa y Pedro Sánchez no se ha mencionado el Corredor del Sudoeste Ibérico, a pesar de sus visitas a Elvas y Badajoz, que son la llave de este este corredor. Antonio García Salas, portavoz y coordinador de la plataforma Sudoeste Ibérico en Red, ha afirmado que “la reapertura de la frontera hispano–portuguesa no puede ser un simple símbolo de vuelta a la normalidad o a una nueva normalidad, sino una voluntad profunda de transformación de una normalidad secular intolerable e insoportable y de grandes costes sociales y económicos para los dos países en general y para los próximos a la frontera en particular”. Esta plataforma ha divulgado sus tres objetivos con un año como meta: “La Conexión Lisboa-Madrid (Objetivo 21), iniciando un servicio de tren por Extremadura con las infraestructuras disponibles. La Conexión Descarbonizada (Objetivo 25), electrificando la red de ferrocarril entre Lisboa y Madrid. Y la Conexión AVE entre Lisboa y Madrid (Objetivo 28)”.

El Partido Ibérico Íber y el Movimento Partido Ibérico (mPI), en rueda de prensa en Badajoz, han ratificado su apoyo a “las conexiones ferroviarias de alta velocidad como pudiera ser entre Madrid y Lisboa o la conexión entre Mérida y Puertollano de la Autovía A-43 que conectaría Lisboa-Sines con Valencia con el fin de comunicar la franja atlántica con la mediterránea”.

Ambas organizaciones iberistas han pedido que se estudie “la creación de un Banco de Material Sanitario en la Península para situaciones de crisis. Eso conllevaría la creación también de una fábrica estatal de material sanitario, por ser de necesidad ibérica”. Y han deseado “que la reapertura reestablezca rápidamente la total normalidad de las comunicaciones e intercambios en todos los ámbitos entre España y Portugal”.

La Plataforma Ibérica ha solicitado, en un comunicado, que “los fondos del Plan de recuperación económica de la Unión Europea puedan servir para mejorar las infraestructuras estratégicas entre España y Portugal, pendientes de desarrollar. En concreto queremos mencionar las conexiones ferroviarias de alta velocidad, entre Madrid, y Lisboa; Vigo y Oporto; Salamanca y Aveiro; y Faro-Huelva, que fueron ya acordadas en la Cumbre Ibérica de Figueira da Foz, realizada en el año 2003”.