EL TRAPEZIO entrevista a la técnica de Comunicación e Información de la Eurociudad Chaves-Verín

Nídia Ferreira da Cunha explica las restricciones de movilidad que existen en la Raya

Comparte el artículo:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Nídia Ferreira da Cunha, natural de Vilar de Nantes, en Chaves (Portugal), es licenciada en Estudios Europeos y maestra en «Cultura y Sociedad en Europa» por la Facultad de Letras de la Universidad de Lisboa. Su trabajo final de máster se tituló «Cooperación transfronteriza en el noroeste peninsular: la Eurociudad Chaves – Verín», revelando su interés por el estudio de la Raya ibérica. Como estudiante, formó parte de un programa de voluntariado llamado «American Corners», gestionado por la Embajada de los Estados Unidos, en colaboración con la biblioteca de la Facultad de Letras lisboeta. Actualmente, es técnica de Comunicación e Información de la Eurociudad Chaves-Verín, AECT. Además, participa en la dirección de una asociación dirigida a la cultura y el desarrollo local.

¿Qué restricciones a la movilidad en la Raya existen entre Portugal y Galicia?

Para empezar, Galicia tiene un cierre perimetral en vigor; es decir, esta medida implica la imposibilidad de salir o entrar en la zona delimitada. Existe cierto conflicto en la forma en que la medida se comunica al público, ya que este término se confunde con el «cierre de fronteras». Sin embargo, son conceptos diferentes, ya que con el cierre de perímetro, las fronteras físicas permanecen abiertas. Es necesario cumplir el cierre perimetral y tener en cuenta las excepciones previstas (obligaciones laborales y profesionales; desplazamientos a centros universitarios y escolares; regreso al lugar de residencia habitual o familiar, entre otros). En Portugal, con la vuelta al confinamiento general, es implícita la obligatoriedad de no circular sin un motivo excepcional que esté previsto en la ley. De esta forma, la movilidad de la población queda restringida a lo esencial; y, aunque sea indirectamente, la movilidad fronteriza se verá afectada. Además, hay que tener en cuenta que las medidas se actualizan periódicamente en ambos países y regiones, y conviene ser conscientes de ellas para evitar el incumplimiento.

¿Existe alguna previsión de cierre de fronteras?

Los cierres perimetrales ya son algo habitual en Galicia, tanto a nivel autonómico como local. En Portugal, ha surgido la medida de prohibición de circulación entre municipios. Aunque en este momento, esta medida no está en vigor debido al confinamiento general decretado  (se entiende que la obligación de quedarse en casa acaba por «absorber» la prohibición de desplazamiento). Son medidas diferentes, pero con la misma función: impedir que se salga de una determinada área. Como ya he dicho, las fronteras físicas siguen abiertas, pero un cierre de perímetro en vigor implica no entrar ni salir del territorio. La prohibición de desplazamiento entre municipios implicaría lo mismo. El cierre físico de la frontera es algo que se remite a una instancia superior y nacional. No es algo que deba decidirse a la ligera. Siempre implicaría una decisión por parte de los gobiernos nacionales. Hasta la fecha, no hay indicaciones al respecto, entre otras cosas, porque la opinión de la UE sobre el cierre que ha tenido lugar anteriormente ha sido muy sólida. Aun así, las medidas se van adaptando en función de la evolución de la pandemia. No podemos hacer una previsión exacta de lo que puede o no suceder. Actualmente, y con la adopción de nuevas medidas en ambos países, no se ha sugerido la cuestión del cierre de fronteras.

¿Las barreras fronterizas existentes son recomendaciones o restricciones? ¿Existen controles policiales para controlar físicamente las barreras legales?

Estamos hablando de restricciones, no de recomendaciones. Los motivos profesionales o laborales (y otras situaciones) están debidamente previstos como excepciones. Para un trabajador transfronterizo, basta ser portador de una declaración del empresario para poder circular. De este modo, no debería haber ningún obstáculo para su desplazamiento. Es importante tener conocimiento de las medidas aplicadas en ambos países para que no haya errores. En cuanto al control por parte de las autoridades competentes, este no es permanente; en los meses de cierre de fronteras estaba previsto un control fijo. En esta nueva realidad, aunque no permanente, sigue existiendo un control por parte de las autoridades. Estas restricciones se verifican y, por lo tanto, se exige su cumplimiento. Todas las medidas, y no sólo las relativas a la movilidad transfronteriza, están controladas.

¿El día a día de la comunidad transfronteriza se ha visto limitado? ¿Se puede ir a comprar al otro lado de la frontera, respetando las normas nacionales de confinamiento? ¿Cuáles son las principales demandas de la sociedad civil transfronteriza?

Sí, la convivencia transfronteriza se ha visto afectada en varios frentes. Ocurrió durante el cierre de las fronteras, y ocurre en la actualidad con las medidas adoptadas (nacionales y regionales); de restricción de la movilidad y de confinamiento general. Como ya he dicho, los motivos profesionales están previstos en la ley. Sin embargo, otras situaciones no tienen la misma cobertura legal. Chaves y Verín, específicamente, tienen una convivencia muy cercana a diferentes niveles. Los vínculos económicos y comerciales son muy importantes para el territorio, pero los vínculos sociales, también. Hay situaciones familiares y personales que se ven afectadas con todas estas medidas. El sentimiento de pertenencia es común en ambos lados de la «raya»; y, cuando las medidas son pensadas, no siempre están previendo situaciones específicas. Este factor se percibe en el día a día de las poblaciones, en su convivencia y en las relaciones comerciales. Los territorios fronterizos son normalmente regiones interiores y con necesidades específicas. No siempre las excepciones a las medidas previstas cubren las necesidades de estas regiones. Como he recalcado, tanto el cierre perimetral, como el confinamiento general, no permiten desplazamientos no justificados.

¿Cuál es la situación epidemiológica en Chaves-Verín? ¿y en Portugal y Galicia en general?

La situación en Chaves es delicada, así como en el resto del país. Por estas razones, el Gobierno portugués ha presentado nuevas medidas de contención general, similares a las decretadas en marzo y abril. Chaves es considerado, hasta el momento, un municipio de «Riesgo Muy Alto». También los demás municipios del «Alto Tâmega» están en situación crítica, con ciertas diferencias entre ellos. Por lo que se refiere a Verín, también se han dado a conocer medidas más estrictas a raíz de la aparición de nuevos casos. La Comunidad Autónoma de Galicia estará durante todo el mes de enero con cierre perimetral; y presenta, hasta el momento, valores elevados de nuevos casos.

¿Qué trabajo de comunicación viene realizando la Eurociudad Chaves-Verín bajo tu responsabilidad? ¿Qué actividades estáis desarrollando?

Esta situación pandémica es difícil en muchos niveles: sanitario, económico y social. A veces, la comunicación de la legislación vigente y de las medidas actualizadas regularmente, genera malentendido y confusión. Esto ocurre, en muchos casos, por «exceso» de información y por las modificaciones constantes de las leyes. Resulta difícil para la población entender y retener las medidas que están en vigor al otro lado de la frontera. En este sentido, nuestra eurociudad actualiza periódicamente las medidas, de forma conjunta, para que sea más fácil asimilar lo que está en vigor en cada territorio.

Esta información se difunde en las redes sociales, especialmente en Facebook. Además de este canal de información, ofrecemos aclaraciones a través de correo electrónico y teléfono. Muchas personas se ponen en contacto con nosotros con todo tipo de preguntas. Cuando entendemos que no disponemos de datos suficientes para dar una respuesta correcta o asertiva, nos dirigimos a entidades a ambos lados de la «raya», que puedan aclarar las dudas. Aunque se trata de un número menor, también se plantean preguntas a través de nuestros contactos personales. Siempre que hay un nuevo paquete de medidas a nivel nacional o regional, comprobamos los decretos-ley del Diario de la República Portuguesa y del Diario Oficial de Galicia. Esto proporciona a la eurociudad un conocimiento más detallado de las medidas, logrando informar con firmeza sobre excepciones y especificidades.

La Eurociudad Chaves-Verín pretende estar cerca de la población, ayudando a colmar las lagunas de información para todos aquellos que se desplazan a lo largo de la frontera ibérica. Todo el equipo trabaja conjuntamente para proporcionar un soporte informativo eficaz al territorio. Les recuerdo que, además de los eurociudadanos, también nos contactan personas de otras regiones (fronterizas y otras). Queremos seguir informando y, en función de la evolución de los contextos, adaptar el método de trabajo a las necesidades y dudas de nuestro territorio. Sólo así podremos seguir facilitando la vida cotidiana de nuestras poblaciones.

Noticias Relacionadas

Deja un comentario