La Guerra de la Independencia, una batalla por el turismo

La Eurociudad Puerta de Europa es un referente de turismo napoleónico

Comparte el artículo:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Un fuerte convertido en hotel en primera línea de la frontera, el convento luso de Buçaco -que eligió Wellington como cuartel general- o el monasterio de La Caridad -que fue sede del general Massena-, son algunos enclaves estratégicos de la Guerra de la Independencia que hoy son reclamos turísticos.

Instituciones, operadores turísticos y empresas del sector hotelero se afanan en la frontera hispanolusa para posicionarse como un destino que jugó un papel relevante en el devenir de la historia europea. Fue en La Raya donde se frenó el avance de las Tropas de Napoleón a principios del siglo XIX, hito histórico que dejó una cantidad ingente de vestigios que hoy son un potencial para atraer turistas ingleses o franceses y a todos aquellos que les seduzca descubrir “in situ” dicho conflicto bélico.

Numerosas instituciones de España y Portugal se han agrupado en torno al proyecto NAPOCTEP, una iniciativa liderada por la Comunidad Intermunicipal lusa de Coimbra, que cuenta con una inversión de 711.000 euros financiada con fondos Feder a través del Programa de Cooperación Transfronteriza Interreg España-Portugal (POCTEP), informa EFE.

El bicentenario de la muerte de Napoleón, que se conmemora en este 2021, ha dado un mayor empuje a todo lo relacionado con la Guerra de la Independencia, también conocida como Guerras Peninsulares, donde los aliados al Ejército británico doblegaron a las tropas napoleónicas.

CIUDAD RODRIGO Y ALMEIDA, EJES DE LA CRUZADA

“¿Cómo hubiera cambiado la historia si en Ciudad Rodrigo no se hubiera frenado el avance de los franceses para que a Wellington le diera tiempo a construir la Línea defensiva de Torres Vedras?”, se pregunta la concejal de Turismo de Ciudad Rodrigo, Beatriz Jorge Carpio. Se refiere a la caída de las tropas galas del general Massena en 1810 durante el afamado Sitio de Ciudad Rodrigo, que supuso un desgaste muy importante que aprovecharon los británicos.

Ciudad Rodrigo, desde hace más de una década, se ha consolidado como uno de los destinos más relevantes para conocer la historia de la Guerra de la Independencia y descubrir numerosos vestigios. En el Palacio de los Águila de esta localidad salmantina ubicada a 30 kilómetros de Portugal hay una exposición permanente donde se miran de frente Lord Wellington y Napoleón Bonaparte.

En la parte lusa, Almeida, tomada por los franceses en agosto de 1810, recuperó su plaza gracias al Ejército inglés en abril del año siguiente, un hito que cada año se conmemora a finales de agosto y que atrae a miles de turistas europeos, ya que se realizan recreaciones en todo su entorno amurallado.

EL REAL FUERTE DE LA CONCEPCIÓN

Otro icono del conflicto es el Real Fuerte de la Concepción, que marca la frontera hispanolusa entre Aldea del Obispo (Salamanca, España) y Vale da Mula (Portugal). Décadas atrás este fuerte estaba abandonado, en él pastaba ganado y apenas recibía turistas de forma ordenada.

Hoy, tras ser adquirido por personas privadas, se ha convertido en uno de los hoteles históricos más relevantes de la península ibérica. Turistas de Francia o Inglaterra acuden para dormir en habitaciones que hace dos siglos eran sede de los batallones que se disponían a conquistar Portugal.

Los más curiosos también podrán hacer noche en el antiguo cuartel general de Wellington, situado en la ciudad lusa de Buçaco, catalogado como Palacio Real y que hoy se explota como hotel histórico bajo el atractivo del conflicto bélico. Incluso, el proyecto ha puesto en valor la denominada “Casa Tepa” de la provincia española de León, convertida en un hotel rural del Camino de Santiago y en la que se hospedó Napoleón durante el tiempo que permaneció en España.

MARCA Y SEÑALIZACIÓN

El proyecto NAPOCTEP concluirá a finales de este año y en su última fase pretenden crear una identidad de marca que potencie esta zona de la frontera hispanolusa como un destino turístico e histórico. “Nos promocionaremos antes de fin de año en algunas ferias turísticas como la de Londres o la de Intur en Valladolid (España)”, explica Íñigo Bilbao, uno de los coordinadores de la iniciativa.

Además, han diseñado un total de siete rutas entre Castilla y León (España) y la región Centro de Portugal que se pueden recorrer a pie, a caballo, en coche o en bicicleta siguiendo los mismos pasos que las tropas inglesas o francesas.

Noticias Relacionadas

Aos Portugueses (II)

Como iberista, espero que Portugal possa desculpar-me se alguma vez escrevi algo ofensivo. Escrevo só porque quero que as pessoas pensem. Reafirmo que será sempre