La Mejor Tarta de Chocolate del Mundo estrena local en Madrid

La receta de este delicioso postre es del cocinero portugués Carlos Braz Lopes

Comparte el artículo:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

La Mejor Tarta de Chocolate del Mundo sigue ganando adeptos en Madrid, tantos que además de su local en la Alcalá 89, frente a El Retiro, se acaba de instalar como vecina de la Casa Lope de Vega, en la calle Cervantes. La textura melosa y crujiente de este dulce no deja a nadie indiferente, sobre todo a los amantes del chocolate. Y lo que más aprecian los clientes “es su sabor original, muy diferente a cualquier otra tarta de chocolate”, afirma Isabel Ruiz-Morales quien junto a su prima Iria Romero iniciaron este negocio en la capital española en 2008.

La receta de esta tarta es de un cocinero portugués, Carlos Braz Lopes, quien la creó como uno de sus postres del restaurante que tuvo en el Mercado de Santa Clara, en Lisboa. A sus amigos les gustó tanto que le bautizaron como “O melhor bolo de chocolate do mundo” y se quedó así en la carta, una buena estrategia de marketing. Su éxito entre los portugueses fue a más y empezó a traspasar fronteras. Isabel, que había vivido en la capital portuguesa, era una de sus grandes fans y a la hora de montar un negocio en Madrid, pensó en la tarta.

Ya han pasado 12 años desde entonces pero los comienzos fueron humildes. Traían las tartas desde Portugal y las distribuían desde un restaurante de un familiar. Con el tiempo lograron tener su propio local para venta y degustación. Y más tarde, se trasladaron a unos pocos metros de la calle Alcalá, para tener cocina y fabricar las tartas en Madrid lo que supuso un gran impulso. Eso sí, la receta es uno de los grandes secretos y éxitos  secreto del negocio. En España, “la conocemos Isabel y yo y dos de nuestros reposteros”, cuenta Iria.

Este segundo local surgió por la necesidad de encontrar un obrador mayor. “Llevábamos tiempo mirando locales porque nuestra cocina ya se quedaba pequeña”, afirman las responsables. Esta antigua churrería las conquistó a ambas y además de tener el obrador les permite abrir un nuevo espacio de venta y degustación. “No estaba en los planes la pandemia, y lo notamos mucho porque esta zona es muy turística, y ahora no hay turistas”, reconocen. Pero ya se están ganando la confianza de los vecinos y saben que en cuento vuelva la normalidad el rimo de fabricación de tartas volverá a crecer. La pasión por el chocolate no se acaba.

La decoración del nuevo espacio es muy similar a la de la primera tienda y en ambas han contado con el trabajo de los hermanos Jacobo y Bruno Gavira para crear un ambiente diferente y acogedor en donde no faltan guiños a Portugal. Además de la tarta, producto estrella, también tienen otros postres portugueses como Pão de Ló, Tarte de Amêndoa y pasteles de nata. Sin olvidar el Café Delta, de los mejores que sirven en Madrid, y el chocolate a la taza. “Vamos a traer churros porque los vecinos nos lo piden”, avanza Isabel.

La tarta de chocolate se presenta en dos versiones: 70% y 53% de cacao. Los clientes pueden llevarse porciones (4,5 euros) o comprarlo entero en los tamaños grande (34 euros) o pequeño (23 euros). Para encargar la tarta se aconseja llamar uno o dos días antes al 91 577 5008 (c/ Alcalá) / 91 343 5156 (c/Cervantes) o mandar un mail a [email protected]. Ahora, en tiempos de pandemia, ha crecido el servicio a domicilio.

Noticias Relacionadas

Deja un comentario