Español Portugués, Portugal

El archipiélago de las Azores, resguardado del peor zarpazo de la covid a 1.500 kilómetros de Portugal continental -y con una de sus islas sin conocer aún al virus-, saca este domingo las urnas para renovar el parlamento y el gobierno de esta región autónoma.

La cita llega con más novedades por su contexto que por su fondo, dado que los sondeos prevén pocas sorpresas: el Partido Socialista revalidaría su mayoría absoluta en el archipiélago, que gobierna desde 1996, seguido del PSD (Partido Social Demócrata), de centroderecha.

Es al menos la proyección de una de las últimas encuestas previa a las elecciones, cuya única novedad sería la entrada a la cámara regional del partido de ultraderecha Chega, fundado el año pasado y al que los sondeos ven como futura cuarta fuerza política en las Azores con el 3 % de los votos.

A la espera de que los augurios se confirmen, las medidas de seguridad provocadas por la pandemia centran la atención en el territorio portugués con menor incidencia de covid, y donde se reproducen escenas impensables en el resto del país, como zonas sin ningún contagiado o partidos de fútbol con aficionados.

DENSIDAD Y CONTROLES, LA CLAVE PARA TENER MENOS CASOS

Las Azores, con algo más de 246.000 habitantes, es el territorio luso que mejor resiste el envite del coronavirus. Del total de 109.541 positivos y 2.245 fallecidos que suma Portugal desde el inicio de la pandemia, las islas suponen apenas 361 contagiados y 16 decesos.

Son números a años luz de las zonas más afectadas, la región de Lisboa y Valle del Tajo, con un acumulado de 50.395 infecciones, un desfase en gran parte explicado por la densidad de población y por el descenso en la frecuencia de viajes a esta zona, un destino muy turístico para los lusos afectado en el año de la covid.

Pero también han influido de forma decisiva los controles realizados al ingreso a este archipiélago del Atlántico.

Desde mediados de junio, los pasajeros que arriban a Azores deben presentar un test de coronavirus negativo realizado 72 horas antes o someterse a la prueba a su llegada, en el mismo aeropuerto, y permanecer en aislamiento hasta saber el resultado.

Una medida que ha permitido controlar casos ajenos al territorio, después de que el Gobierno regional viera tumbada judicialmente su decisión de imponer una cuarentena a los visitantes, que se mantuvo desde finales de marzo hasta mayo.

UNA ISLA «COVID FREE» Y ESTADIOS DE FÚTBOL CON PÚBLICO

A partir de ahí, la densidad de población ha determinado la incidencia, siendo la isla de São Miguel, la más poblada con 137.830 habitantes, la que más casos acumula, 264 infecciones.

En el otro extremo, la isla de Corvo, en el punto más occidental, no ha registrado un solo caso entre sus 430 habitantes, por lo que se la puede considerar «covid free» (libre de covid).

Ante este escenario, mejor que el del otro archipiélago luso, Madeira (también con 361 contagios totales, pero con una densidad de población mayor), las Azores se han convertido en laboratorio para relajación de algunas medidas, como el regreso de público a los estadios de fútbol.

El insular Santa Clara fue el primer anfitrión de hinchas en el año de la covid, gracias a un acuerdo entre la Liga lusa y las autoridades de salud que permitió en la pasada tercera jornada completar hasta el 10 % del aforo del Estadio de São Miguel, en Ponta Delgada, para enfrentar al Gil Vicente.

Fueron 1.000 personas como máximo, número que volverá a permitirse este sábado, en el partido entre Santa Clara-Sporting de la quinta jornada liguera.

VOTO ANTICIPADO POR COVID

Con todo, las Azores no se han relajado y han implementado medidas adicionales para que las elecciones no se traduzcan en aglomeraciones y contagios.

Para evitarlo han permitido que por primera vez en unos comicios regionales se vote de forma anticipada en mesas electorales habilitadas, una fórmula hasta ahora solo prevista en elecciones presidenciales, nacionales y europeas.

Por el momento, de un padrón electoral superior a los 228.000 votantes, solo 3.541 se han inscrito en esta opción.

Los azorianos pueden elegir entre 13 partidos para componer los 57 asientos del parlamento regional.

En las últimas elecciones regionales, en 2016, los socialistas vencieron con el 46,6% de los votos, seguido por el PSD, con el 30,8%.